Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

Lo que no se sabe que no se sabe

Manejo del conocimiento, parte 2

Temo por cualquiera atrapado entre lo que sabe y lo que todavía no sabe que no sabe.

— Cecil, Pilot (Welcome to Night Vale)

Tiempo atrás hice un post sobre consejos que yo tenía para iniciarse en la práctica de la programación, pero sobre aspectos que no tenían que ver con la tecnología. (“Consejos para un no-programador“). Hoy, uno de esos conceptos volvió a mi recargado, y quisiera elaborar sobre él: no saber que no se sabe.

(Read more →)

Reseñas de algunos juegos

Elecciones morales, finales sorpresa y ciencia relativista

Yo gané ;)Igual que con las películas, aquí resumiré mi opinión de varios juegos que he probado. También, de la misma forma, voy a dedicarle un pequeño espacio a cada uno, y aprovechando eso, también recomendaré juegos pequeños e interesantes que he encontrado por ahí. A veces comparto alguno por las redes sociales, pero de esta forma voy a poder mantener un registro de aquellos que me han gustado.

También dejaré los links a todos ellos al final, para que sean más fáciles de encontrar.

¡Vamos a ello!

(Read more →)

Algunas reseñas de libros

Gatos conspiradores, algoritmos, ciencia y juegos HTML5

Hay algunos libros que he leído desde mi última reseña, y al igual que con las películas, dejaré de hacer reseñas individuales. ¡Celebren, porque habrá menos spam para ustedes!

En este caso, los libros de los que voy a hablar son:

  • How to tell if your cat is plotting to kill you, por Matthew Inman
  • Algorithms in a Nutshell, por George Heineman, Gary Pollice y Stanley Selkow
  • The Grand Design, por Stephen Hawking
  • HTML5 Games, por Jacob Seidelin

(Read more →)

Τέλος

14 de Febrero de 2012, 12:41 AM

Viajaba en una plataforma solo hacia la zona en donde los últimos motores funcionaban. Hacía ya mucho tiempo que estaba solo y pasaría mucho tiempo más solo también. Esos motores me recordaban a otra época, a la época en donde las cosas funcionaban.

Cantaba mi propia canción, al ritmo de una que conocía. Con los años, había logrado modificarla un poco para que fuera mas original y propia, o había olvidado la original; realmente no estaba seguro. Mi canción tampoco tenia un titulo definido. A veces la llamaba “Universo durmiente”, a veces “La balada del universo oscuro”, a veces “Τέλος” (“Telos”) haciendo referencia al génesis bíblico por contraste.

Mi canción había sido originalmente pensada en mi propio idioma nativo, el lenguaje universal, pero el paso de los años y la nostalgia creciente me llevo a traducirla a una de las lenguas muertas del folklore. Este idioma olvidado se llamaba Italiano, referenciando al lugar en donde una vez se habló, en el planeta en donde alguna vez la humanidad vivió. Al menos eso dicen las leyendas, y ellas decían que habia uno, quizá dos hombres en todo el universo que vivieron desde aquella época para recordar que realmente existió dicho planeta. Nunca se encontraron, todos los que clamaban serlo estaban locos y sus historias eran dispares. La voz oficial aclaraba que todos los supervivientes de la tierra murieron (cuando la muerte era algo existente) y que varios eligieron hacerlo. Creo comprenderlos ahora.

Habían quienes hablaban de ese planeta como el mas majestuoso que nunca existió, incluso había quienes describían sus horizontes interminables y sus paisajes inspiración de vida. Decían que seguía y seguía en extensión sin agotar su inmensidad. Por supuesto que estas aseveraciones se encontraron con la rigurosidad de las fuentes oficiales, y al deber declarar hechos precisos parecían describirlo como una súper gigante, pero pronto volvían a su descripción del horizonte y los tiempos inacabables de los viajes en él. Demasiado subjetivo para ser tomado en serio, y así nunca lo fue.

Otros lo describían como una pequeña masa en un sistema estelar regular. Entre ellos había discrepancias en describir ese sistema. Repleto de objetos, vacío en su totalidad, o vacío mayormente. Pocos realmente decían algo similar, y prácticamente ninguno estuvo de acuerdo en nombrar a los planetas. Incluso algunos terminaron por perder la cordura y hablaban de dioses y civilizaciones supersticiosas que los vió en el cielo. Dioses guiando la naturaleza y rigiendo cada planeta. Muy poético, pero los dioses no eran más que un hecho histórico, de la historia antigua que ni es parte de la educación fundamental que nos instalan.

Muy pocos habían hablado con sentido suficiente como para buscar entre determinados sistemas estelares, pero las descripciónes vagas los dejaban con miles y millones de sistemas con planetas en donde la vida se podía desarrollar sin intervención ambiental, o sin soporte biológico artificial. Nunca pudieron distinguir entre esos ese famoso planeta, ese famoso sistema tan legendario. Quizá no era tan legendario después de todo.

~

Mi canción se dividía en siete partes. Así como alguna vez se describió metafóricamente al universo siendo creado en siete días, yo tenia siete partes en la que describía un día metafórico hasta que el universo se apagaba. Era triste que casi nadie supiera esto: yo lo conozco por ser un curioso de la historia muerta, pero tantas partes estaban perdidas y tan poco útil es para nuestra vida que no deja de ser una curiosidad. Era más triste que no tuviera nadie a quién contarle. Los siete días eran una forma poética de describir al todo, como si alguien debiera crearlo. Me gustó tanto esa analogía que decidí utilizarla para mi propio cantar.

El primer día comenzaba con la muerte de la evolución. No se debía a debates de fe, sino a cuestiones puramente científicas. Nuestra cultura avanzó lo suficiente como para que nuestros cuerpos dejaran de cambiar, y la forma humana sería inmutable a lo largo de los eones. Los cuerpos ya no cambiaban, era el entorno el que cambiaba para adaptarse a nosotros. Nuestras máquinas y nuestros sistemas complejos se encargaban de hacer todo lugar confortable y acorde a la vida que decidíamos tener. Los grandes pensadores se juntaron y así como se decretan leyes se decretó que el ser humano ya no evolucionaría. La culpable de asesinar a la evolución fue determinada como una antigua ciencia llamada ergonomía. En algún momento las cosas debían ser acordes al humano. Luego todo lo fue.

Nuestra imagen sería única, y sería eterna.

…Così fu sera, poi fu mattina: il primo giorno…

~

…Il nostro secondo giorno, nostri primi passi. Imitando i nostri creatoriarri ci eleviamo al di sopra della Terra…

El segundo día hablaba de nuestra emancipación de aquel planeta legendario. Muchos intentos hicimos de salir de él, pero no fue hasta la invención del concentrador entrópico que lo logramos. No era más que un motor, pero a diferencia de los demás de aquella época, no utilizaba materia prima para funcionar, sino que generaba un foco de incremento de entropía. Eso le permitía generar trabajo y movimiento, basándose en las fluctuaciones básicas del universo mismo. Todo intento previo estaba destinado a fracasar. Los combustibles se consumían lejos de donde se producían, la energía de las estrellas eran poco aprovechables, y perdían posibilidad de uso a grandes distancias. Los perpetuam mobile fracasaron como toda pseudo-ciencia, el avance de la humanidad los dejo atrás.

Esta era, en su momento, la verdadera magia que revolucionó toda industria conocida, y toda sociedad humana. Este dispositivo realmente marcó la diferencia entre los avances de la civilización. Abrió la puerta a innumerables soluciones para una cantidad enorme — pero finita — de problemas que teníamos. Hubo un periodo muy oscuro (al cual yo llamo en mi canción “amanecer”) en donde la humanidad se adaptaba a estos cambios. La economía de recursos colapsó totalmente cuando las teorías utilitaristas sobre las que se basaban perdieron toda utilización pragmática. El estilo de vida humano cambió absolutamente, de ser orientado a actividades a ser orientado al conocimiento. En tiempos antiguos, el humano se dedicaba a la supervivencia, pero esta nueva época lo dedico al crecimiento intelectual y espiritual, porque la supervivencia era algo automatizable. El humano como especie había cruzado la adolescencia, y las ciencias se revolucionaban muy rápido para poder medirlo. Con tantas mentes enfocadas, las teorías se convertían en leyes antes de poder ser comprobadas, porque la certeza de esas ideas era demasiada.

Había sido un día largo, pero habíamos crecido mucho, y tras gatear en la cuna de nuestro planeta, estábamos listos para comenzar a caminar.

…Alzati, stelle che naci. Brillare, brillare in tutto il suo splendore…

~

…Il terzo giorno ha visto allineare i tre poteri. Il spirito seguiti l’intelletto e il corpo concebió il suo frutto…

El tercer día fue un día de exploración. Salimos al universo a buscar las maravillas que siempre quisimos ver, y las encontramos todas. La existencia de otras civilizaciones comenzó como polémica y controversia, pero tras los millones de intentos de adaptar culturas, nos sobrepusimos a ese problema. De a poco desaparecieron mas pseudo-ciencias como la psicología, la filosofía, la ética y moral, la sociología, las ciencias cognitivas, la religión. Cada nueva civilización ponía en riesgo todos nuestros conocimientos actuales, para luego fusionarse en una nueva forma de conocimiento. Las teorías más avanzadas sobre cómo funcionaba el universo y cómo funcionábamos nosotros fueron fuertemente puestas en prueba, y realmente pocas sobrevivieron ese examen. Las culturas se desmoronaron, no sin daño, para dar lugar a La Cultura. La biología se extendió para ser vasta como la matemática, proponiendo principios mas universales. La química finalmente acabó con sus aplicaciones prácticas, habiendo descubierto todo lo que de podía descubrir, y la física ya no producía teorías. Ya no había preguntas para hacer, solo aplicaciones del conocimiento para descubrir. Sólo nuestra creatividad era el límite. Una de las épocas doradas de la humanidad.

Las teorías unificadoras se volvieron mas bellas y simples. dT ≤ ū⋅תּ represento la primera aproximación a comprender la estructura integra del universo, pero una vez que las ciencias pudieron adoptar la concepción del universo unificado en lugar de partes separadas interactuando, todas las teorías unificadoras se resumían a la Igualdad Única ( 1 ≣ 1 ) o a la Desigualdad Suprema ( -∞ < +∞ ).

Nuestra aplicación de las ciencias se extendió enormemente por todos los campos explorables, haciendo absolutamente eficiente cada utilización de cada quanto de energía. Ninguna barrera podía interponerse entre la voluntad humana y la realización de nuestros deseos.

Un día soleado y productivo para la humanidad, que se exponía ante el universo en todo su esplendor.

…Ammirate la bellezza. Trovare se non la vei. Scopri se non si la trovi.  Crearla se non esiste…

~

…Nel nostro quarto giorno rompiamo il quarto comandamento, giochiamo ad essere dèi, e la nostra creazione noi abbia superato anche è stato come noi, costruendo il paradiso che noi albergo…

Nuestro siguiente gran avance fue la Animatización, la ciencia que alimentándose de la biología, la química y la inteligencia artificial creó vida desde la nada. Vida avanzada, inteligente, incluso más que nosotros. Ese fue el comienzo de la tan temida Singularidad. Fue uno de los golpes más duros que la historia vio ocurrir, y tras los próximos miles de años ya no había una definición distinta de natural y artificial, de vivo y no-vivo, de real y virtual.

Con la distribución de las redes de información y la integración de la comunicación como algo constante, desapareció la individualidad. Todos somos uno, siempre lo fuimos, pero nuestra prehistoria biológica nos impedía concebirlo. Un paso menos a la unidad absoluta, nuestro camino estaba destinado a ser colmado de grandezas.

…E poi le creiamo, a nostra immagine e somiglianza…

~

…Nel nostro quinto giorno, le distanze cessato di esistere, ora il cielo e la terra fosse una sola…

Logramos descifrar en la estructura del universo aquellos pares de partículas que se encontraban entrelazadas de forma cuántica, identificando sus posiciones. Esta característica nos permitía usar el universo mismo como nuestro canal, podíamos utilizar a gusto el mismo entrelazado que generaba la existencia. La información podía ser transmitida a través de distancias inconmensurables sólo con un orden específico de decodificación que aseguraba que el mensaje fuera el mismo de ambos lados. Con este nuevo tipo de comunicación que llegó mucho tiempo después, llamada sincronización desconectada, la información podía duplicarse a ambos extremos del universo sin necesidad de espera. Las implicaciones fueron inesperadas, y lo que parecía como un juguete más de nuestros aparatos subatómicos dieron lugar a la tecnología que sólo la ciencia ficción había podido inventar. La invisibilidad, la teleportación, los saltos cuánticos.

…Eravamo a casa in paradiso, ma abbiamo voluto ancora di più. Dato che la grandezza non è mai abbastanza per gli dei…

~

…Sul nostro sesto giorno, tutto era uno. Il buio illuminato per la parola, il pensiero dirigendo la verità…

Nuestro último paso fue la codificación de información. Antes sólo se almacenaban datos que se podían describir por escrito, estaba claro que nuestra comunicación no sería mayor a lo que los lenguajes limitaran. La información real es el pensamiento, y su codificación rompió las últimas barreras que impedían la unicidad de la vida. Todos podíamos, por acto voluntario, compartir la mente con todos los demás seres vivos que se interconectaran a esta red. “Red”… un término tan primitivo que despreciaba la complejidad de las interconexiones. El término técnico quedó en desuso y ahora el término aceptado es tejido. Me agrada porque se asemeja a las descripciones de seres vivos, y el universo realmente cobró vida con nuestra intervención. Todos y cada uno de nosotros ahora éramos el universo, éramos la vida. Éramos el Dios perfecto que las antiguas civilizaciones adoraban.

Éramos todo.

Dimos el último paso que podía llegar a darse.

…Non correre, arriverai nell’abisso. Non andare oltre, non può controllare tutto. Il sole brucerà i tue ali…

~

…Nel settimo giorno abbiamo di riposare…

Mi plataforma se estaba acercando por fin a los últimos motores de entropía. No sabía si aún había otros en todo el universo funcionando, pero ya no me importaba. Tampoco podía saberlo, no después de que toda comunicación desapareció. Era la ultima fuente de luz que había visto, sin contar las pequeñas lucecitas en la plataforma que usaba para pasear.

El séptimo día consistía en el presente. Tras la utilización de la entropía localizada (basada en la distribución de las funciones de onda), el universo comenzó a quedarse vacío. Las zonas oscuras comenzaron a crecer, mientras el desbalance de energía se acababa. La ciencia de conocimiento ilimitado, la osadía de la inmortalidad y la omnipresencia virtual estaban por pagar su precio. La entropía tampoco era un recurso ilimitado, como ninguno de los que se había utilizado anteriormente. Ahora estábamos debilitando la misma estructura del lugar en donde existimos, del lugar del cual no podemos escapar.

Las zonas negras y tibias, que se mantenían estáticas en el cero absoluto, de a poco crecían en extensión, como manchas de tinta en un papel, sin reflejos y sin medición posible. Eran nada. Realmente lo eran.

Llegue a los motores. Tanto movimiento, luz, y calor me hacían sentir acompañado, pero no podía estar más triste, ni más sólo. Deje de cantar mi canción para comenzar a gritarla, mientras la agonía me consumía y ya no podía contener el llanto dentro de mí. Debo confesar, le dio el énfasis que siempre quise que tuviera, pero sabia que solo la interpretaría una última vez. Las lágrimas rodaban por mis mejillas y caían, mientras mis gritos italianos lloraban por el universo moribundo.

…Oh, mamma. Madre Natura, ci hai dato il corpo e la casa, ci ha lasciato a nostro padre il tempo, in questo giorno quando ne hai più bisogno. Oh Madre, lasciate i vostri figli e poi vederli morire, solo la vostra crudeltà uguale alla vostra saggezza…

Los motores solo fundían metal que en otra parte se volvía a solidificar y volvía a entrar el mismo ciclo. Me tomo años diseñarla con los pocos materiales que tenía, pero nunca intenté que fuera eficiente ni bonita. Solo quería que funcionara, quería que no todo estuviera quieto a mi alrededor. Ahora sería mi compañera, al menos por el tiempo que quedaba.

…E in questo ultimo giorno, con questo, il tuo ultimo figlio, che perdona in silenzio. La giornata è finita, e io sono stanco. Lasciami dormire, lasciatemi alleviare questo dolore. Lasciami dormire, prima di spegnere la macchina, lasciami andare via prima di me. Lasciami dormire, la notte sta arrivando. Il freddo fa male, per favore lasciatemi dormire…

Había una sección en donde la cinta transportadora se movía sin aún tener material fundido, luego se cerraba para dar paso a otras cintas, esta vez con el metal desnudo. Me coloque sobre ella, dejando que de a poco me lleve. Veía que no tenia fin, pero el metal fundido iluminaba mi destino. A medida que la cinta con el metal se acercaba, el espacio para la cinta en donde yo estaba era cada vez menor. El material de fábricas era especial por tener una fricción casi infinita y no permitir el desperdicio de materia, lo que significaba que yo no me iba a deslizar sobre ella. Me acosté sobre la cinta, con la cabeza apuntada a mi destrucción.

Cuando la cinta ya no dejara espacio para mi cabeza comenzaría a comprimirla, pero la infinita fricción no permitiría que se detenga, llevándome mas a ser aplastado hasta convertirme en un plano de átomos, que tampoco podrían hacer su camino a través de la maquina.

Imagine que el dolor seria inmenso, pero solo serían unos pocos momentos hasta que mi cuerpo cediera y desapareciera. Será el castigo que debo pagar hasta que mi mente se apague.

Cerré los ojos y respiré profundamente. Mentalmente, terminé mi canción.

Naturaleza y ciencias

Sobre el punto en donde dos mundos se tocan

¿Puede la naturaleza ser un modelo de cómo resolver problemas de las ciencias? La pregunta tiene una respuesta obvia. Sabemos que sí, sabemos que muchos procesos pueden copiarse desde la naturaleza para mejorar la forma en la que resolvemos determinados problemas. Desafortunadamente, muchas veces, determinadas áreas de las ciencias quedan fuera porque la relación con el mundo natural está algo alejado. Por ejemplo, las ciencias de la computación o la aritmética.

Sin embargo, hay gente que sabe ver ese tipo de relaciones. Por ejemplo, el caso de micahoover, quién se preguntaba qué algoritmo de búsqueda realizan los relámpagos al caer. Y parecería que, curiosamente, es una búsqueda de tipo simulación Monte Carlo (Monte Carlo Search: A New Framework for Game UI [PDF]).

O el caso de Vihart, quien tiene una serie de videos hablando sobre Doodling in Math: Spirals, Fibonacci and Being a Plant (Part 1, Part 2, Part 3), en donde nos cuenta, desde el punto de vista de una planta, cómo maximizar el consumo de luz solar sin que nuestras hojas nos tapen otras hojas y cómo la serie de Fibonacci y las espirales son la forma de lograrlo.

Estos son dos ejemplos de muchos otros que deben haber ahí afuera (los invito a contarme de más si los conocen)

Soy un zorrinito natural.

Un reactor nuclear en tu garage

Porque cualquiera puede cambiar el mundo

“Cualquiera puede cambiar el mundo, incluso los niños” es el mensaje que  Taylor Wilson quiere dejar con su propia experiencia. Según él, desde los 13 tuvo el sueño de tener una estrella en su propio garage y comenzó a estudiar sobre cómo podía hacerla. Un año después, había construido un reactor nuclear en su propio garage, equiparando con cientos de dólares equipo de miles y miles de dólares.

Realmente no es tan funcional como los reactores nucleares actuales, pero sí funcionaba y logró reemplazar maquinaria de tecnología de punta.

Pueden leer más sobre su historia en Taylor Wilson, el niño que quiso construir un reactor nuclear de fusión en su garage, o ver su charla TED (también en YouTube) sobre su experiencia (muy corta, apenas de tres minutos). En este último link hay opiniones dispares sobre esta experiencia: hay quienes consideran que se le dieron muchos privilegios que por lo general no se dan, y que no es realmente tanto el logro sino que hay mucha represión para otros intentando lo mismo. Sea como sea, sigue siendo muy impresionante su logro.

Soy un zorrinito fusionado.

Caer en un agujero negro

Teóricamente, pero de verdad.

Literalmente, caer en un agujero negro parece no ser chiste. Ayer uno de los videos de vsauce, llamado Travel INSIDE a Black Hole afronta exactamente este tema, y de una forma muy llena de multimedia. Él comenta cuáles son los efectos que se producirían (teóricamente) al caer y cómo se vería el efecto de la luz, y cómo se ve desde lejos gracias a la gravitación.

Cabe destacar que todos los videos de vsauce tienen una descripción con las referencias de dónde saca su material, y el contenido en general de sus videos suele ser similar a este. Yo lo encontré hace poco y ya lo estoy disfrutando.

Soy un zorrinito negro (y blanco).

The Man From Earth

— You need help.

— Everybody needs help.

Hace un tiempo ya, y por recomendación de LG (gracias!) vi una película del 2007 llamada The Man From Earth. A pesar de haber dejar pasado dicho tiempo, no quería dejar de recomendar esta película, que sin duda se sale de lo tradicional a lo que estamos expuestos todos los días. Dando una recomendación muy simple: si alguna vez disfrutaste de La Dimensión Desconocida, o de capítulos “bizarros” de Star Trek, esta es una película hecha por el mismo escritor que estuvo detrás de esos. Muy recomendable.

La historia en general trata de John Oldman, que se muda y tras las preguntas de sus compañeros, decide “jugar” a suponer que la razón es que no envejece, y por tanto debe escapar para que la gente no lo note. Continuando con su suposición, habla de la prehistoria, de el nacimiento de civilizaciones, avances de la humanidad, religión, ciencia, arte, historia. Sus compañeros, profesores de universidad, contrastan todo su conocimiento con sus afirmaciones, y quedan azorados escuchando. La historia se complica un poco más hacia la segunda mitad, pero eso lo dejaré a discresión de quién lo mire.

Aún sabiendo lo que pasa en la película completa, la vería. Y más aún, es una película que tiene uno, como mucho dos escenarios. Seis personas sentadas hablando. Y aún así, es terriblemente atrapante, profunda y nos hace reflexionar sobre cosas que damos por sentado. Cabe destacar que el final es muy bueno también, y para mí, inesperado. Además, siendo de menos de hora y media, está más que aceptable.

La película en sí es algo fuera de lo común, por tanto, no tengo mucho más que acotar de lo que ya he mencionado. Yo le otorgo unos 4 zorrinitos, muy bien ganados.

Soy un zorrinito de la tierra.

Link del día: Algo desde la nada

Justo ayer me encontré discutiendo este tema con LG, así que me pareció apropiado publicarlo.

Resulta que, entre las cosas curiosas que la ciencia moderna nos trae, MicroSiervos publicó un link a un artículo llamado Existence: Why is there a universe?. El artículo, no demasiado técnico pero sí informativo, nos cuenta sobre las implicancias “filosóficas” y poco intuitivas del vacío cuántico y el principio de incertidumbre. Básicamente, que es más posible que todo haya aparecido de la nada que el no haberlo hecho. Al mismo tiempo, también divagan sobre la idea de cómo es físicamente imposible que exista la nada absoluta, bajo la concepción de la mecánica cuántica que, hoy por hoy, parece ser la que está más acorde con nuestro universo.

Por supuesto, esto es el resultado de mucho trabajo teórico, y luego con experimentos se estarán comprobando o desmintiendo. El tiempo dirá (si es que la respuesta se encuentra dentro del tiempo).

Soy un zorrinito filosófico.

Link del día: Computadoras cuánticas, a la venta

Quería dejar pasar un poco más de tiempo para poder indagar en detalle sobre esto, pero aparentemente no hay demasiada información, o al menos no más allá de lo que los fabricantes disponen para el público.

Aparentemente, hemos llegado al punto en donde la computación cuántica entró al mundo de los negocios, y hay empresas que ya disponen de estos bebés para la venta en general. Por supuesto, están un poco caros (según MicroSiervos, de donde me enteré, hablamos de unos 10 millones de dólares), y más todavía si consideramos que no son demasiado potentes todavía (128 qubits). Ah, no es para cualquier ambiente tampoco, la instalación toma algo así como un mes, en donde la mitad del tiempo son testeos de entorno para ver si nuestro cuarto (?) es lo suficientemente estable para la computación cuántica.

Sin embargo, son algo totalmente novedoso y por eso interesante, muy seguramente en poco tiempo ya tendremos modelos que sean más alcanzables y más estables para el resto del mundo, para nosotros, los no-ricos.

Si les interesa la tecnología detrás de esto, pueden visitar la misma página del producto, D-Wave One, en donde tienen varios documentos de distinto nivel técnico explicando cuál es la ciencia detrás del telón. Aparentemente, hasta hay varios papers de reconocimiento oficial por ahí.

Soy un zorrinito pobre.