Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

Reseñas de algunos juegos

Elecciones morales, finales sorpresa y ciencia relativista

Yo gané ;)Igual que con las películas, aquí resumiré mi opinión de varios juegos que he probado. También, de la misma forma, voy a dedicarle un pequeño espacio a cada uno, y aprovechando eso, también recomendaré juegos pequeños e interesantes que he encontrado por ahí. A veces comparto alguno por las redes sociales, pero de esta forma voy a poder mantener un registro de aquellos que me han gustado.

También dejaré los links a todos ellos al final, para que sean más fáciles de encontrar.

¡Vamos a ello!

(Read more →)

La confianza por el equipo

El manual de Nick Fury para coordinar equipos

Cuando escribí mi review de la película Avengers mencioné lo siguiente:

Nick Fury es el coordinador de ese movimiento [Avengers defendiendo al mundo], y con su actitud de badass se encarga de dejar claro qué es lo que estamos enfrentando y qué es lo que él está dispuesto a hacer.

De hecho, ese último punto me gusta mucho y lo usaré como referencia luego. Se nota mucho como él, creyendo en su grupo a pesar de las deficiencias del mismo, pone en peligro mucho de su persona y de su carrera personal para permitirles hacer lo suyo. Ya habrá otro post sobre eso.

Esta parte de la película (no se preocupen, no arruinaré la trama) me trajo una anécdota muy interesante y algo que quiero destacar sobre la forma en la que MakingSense busca hacer su trabajo. En esta historia, el Consejo (autoridad) no creía que los Avengers fueran la solución y deciden hacerlos de lado, haciendo caso omiso de las recomendaciones de Nick Fury y sus palabras de esperanza. Cuando ellos, de forma determinante, deciden que el grupo de Nick no tiene nada que hacer, él deja todo de lado. A riesgo de perder su carrera, ser acusado de traición y hacer fracasar toda la operación, él toma un lanzacohetes y elimina un avión del Consejo.

¿Qué mejor forma de demostrar que tenemos confianza en nuestro equipo que tomar un lanzacohetes y defender al equipo, arriesgando todo?

(Read more →)

La Guía del Autoestopista Galáctico

¡No se asuste!

Guía del autoestopista Galáctico

¿Qué puedo decir realmente que sea nuevo de esta obra semi-clásica? Casi nada, excepto que acabo de terminar de leer este libro. Fue un libro y una historia realmente cortita, y de un tipo de ciencia ficción que yo no conocía.

Digamos, estoy algo acostumbrado a la ciencia ficción dura, en donde los elementos que hacen de este mundo un mundo más avanzado están explicados con tan nivel de detalle que uno deja el libro por momentos y se pregunta por qué no tenemos de esos ahora. Desafortunadamente, mis historias no reflejan eso. Douglas Adams fue para mi la primera vez que me alejé un poco de eso y encontré una ciencia ficción algo más light, compensando con algo de suspenso y mucha comicidad.

Desde las situaciones bizarras a los personajes excéntricos y desalineados, esta historia realmente es de culto. Estoy esperando a ver la película dentro de poco y redimirme un poquito más con la historia del cine y la lectura (porque vengo algunos milenios atrasados), pero esta fue una buena experiencia de redención.

No por ser light en sus explicaciones la historia deja de ser impreisonante en sus conceptos, puesto que nunca se juega nada menos que la historia del universo, independientemente del personaje que esté involucrado. Y como historia, tiene cosas que nos dejan. Una de mis frases favoritas del libro, en donde unos filósofos se quejan de la creación de la máquina más inteligente jamás construida:

¿Qué sentido tiene que nosotros nos quedemos levantados casi toda la noche discutiendo la existencia de Dios, si esa máquina se pone a funcionar y os da su puñetero número de teléfono a la mañana siguiente?

Realmente fue disfrutable, y apunto a leer más historias de Adams en el futuro.

Le doy 4 (4.5 podríamos decir) de 5 zorrinitos, bien ganados.

Soy un zorrinito que sabe en dónde está su toalla.

Hagakure

El Camino del Samurai

Terminé con mi lectura actual, en este caso, el Hagakure. Hagakure Kikigaki (葉隠聞書) es el libro de origen japonés que habla, desde uno de los miembros del clan Nabeshima, sobre cuál es el camino del verdadero Samurai, basándose en una recopilación de historias y anécdotas que llegaron a Yanamoto Tsunetomo, siendo él mismo un samurai.

El libro en sí no tiene una estructura particularmente fácil de seguir, pero de alguna forma deja leer entre líneas cuál es el mensaje del camino del Samurai. En muchos punto las anécdotas recavadas se contradicen una a otra, y no tiene demasiado contexto sobre ellas. Esto significa que estaríamos mejor leyendo una versión anotada, seguramente con aclaraciones culturales e históricas que provean ese contexto necesario.

Yo comentí la equivocación de leer una versión que encontré libre en internet, específicamente una que ofrece el sitio de JudoInfo en su sección de descargas. Esta versión en particular, si bien está formateada de una forma aceptable, es una muy mala traducción al inglés del texto original, y en muchos puntos es simplemente incomprensible. Como extra, se convierte en una lectura bastante cansadora, por las gramáticas raras, la mala utilización de ciertas palabras y la repitición extrema de otras, la poca separación de conceptos y los textos largos de hombres matando a otros sin razones claras. Nuevamente, todo esto puede solucionarse con una buena traducción y una buena edición.

Me agrada mucho lo que el libro tiene que decir sobre el camino del samurai. Yo sabía que el código de honor era muy estricto, pero no había imaginado que llegaba a este punto, y de hecho, si uno toma la enseñanza básica de vivir sólo el día del presente buscando ser útil a su amo, el código de honor fácilmente se desprende de esas enseñanzas. Cometiendo el pecado de sobre-simplificar el significado del camino del Samurai, el hecho de considerar la muerte como algo inminente y determinarse a obtener resultados inmediatos es una forma de vida que estos hombres seguían.

Lo encuentro como una lectura muy interesante, y esperaba que dejara en mí una marca especial. No fue tan profunda por la mala experiencia de la lectura, pero el principio fundamental ha quedado en mi persona. Ciertamente, es una lectura que recomendaría.

Le doy 4 de 5 zorrinitos.

Soy un zorrinito samurai.