Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

Update personal: ¿en qué ando?

Update de estado desde el año pasado

Uff, hace un tiempo que ya no toco este blog, es hora de volverlo a la vida. Acá les va un pequeño update con mis últimas aventuras y desventuras.

(Read more →)

Algunas reseñas de libros

Gatos conspiradores, algoritmos, ciencia y juegos HTML5

Hay algunos libros que he leído desde mi última reseña, y al igual que con las películas, dejaré de hacer reseñas individuales. ¡Celebren, porque habrá menos spam para ustedes!

En este caso, los libros de los que voy a hablar son:

  • How to tell if your cat is plotting to kill you, por Matthew Inman
  • Algorithms in a Nutshell, por George Heineman, Gary Pollice y Stanley Selkow
  • The Grand Design, por Stephen Hawking
  • HTML5 Games, por Jacob Seidelin

(Read more →)

Manifiesto: Cerrando el 2011

Se me ocurrió hacer esta especie de recuento en la que resumo el año personal, a modo de balance. Por supuesto, muchas cosas van a quedar afuera de este resumen, tanto por privacidad personal como por respeto a otros. Si creés que deberías estar acá y no estuviste, sacá un número porque van a ser muchos, y no por desmerecerlos.

En cuanto a mi vida, como varios saben, la comencé en Estados Unidos este año (menos una semana de Enero pero… quién cuenta los días?). El estilo de vida es distinto, el estilo de la gente es distinto, las ciudades son distintas, las comodidades son distintas, la forma de vivir y aproximarse a las cosas es distintas. Muchos podrán abogar por beneficios y otros podrán resaltar desventajas (y de hecho, todo eso ya fue hecho), pero la verdad es que me siento más cómodo. El tipo de vida nuevo me ha traído una comodidad especial, no en lo material sino en la forma de vivir. No creo encontrar las palabras exactas – al menos no ahora – para lo que quiero decir, pero espero que se entienda. Mi vida personal ha mejorado mucho y hemos disfrutado mucho de ella en detalles y en cosas importantes.

Me hice más adepto a las películas, creo que este año cuento unas dieciséis reseñas en mi blog pero sé que ví varias más. No parece realmente mucho pero tengo años con cuenta nula. Volví a la lectura (técnica todavía, tendré que en poco volver a la ficción – ¿podría ese ser un propósito para el año que viene?). Comencé a tener en cuenta técnicas de mejor productividad personal, y mi objetivo era que mis 8 horas de trabajo me alcanzaran para mi trabajo y para auto-mejora en el trabajo. Estoy muy muy cerquita de lograrlo y parece que pronto me van a dar una ayuda enorme, pero vamos a hablar de trabajo luego. Pronto volveré a la música (yay?), y de a poco quizá vuelva a la escritura (yay?). Este año sólo he publicado las reseñas de películas, algunos juegos y cinco sueños.

¡Volví a jugar! Hacía años que no jugaba, este año disfruté de Portal 2 (como no podía esperarse menos), varios juegos experimentales ([1], [2], [3]). Esperando poder probar luego Deus Ex (Human Revolution) jugué a Deus Ex (el primerito) y Deus Ex: Invisible War. Jugué al Halo (al primero), posiblemente luego continúe con la saga. No hice review de ellos porque realmente no sé qué comentar que sea nuevo. Amplié mi ámbito de juego a las consolas. Tras haber probado Soul Calibur y algunos otros de XBox, me quedé atrapado con Zelda Skyward Sword (ay, qué adicción).

Ahora sobre trabajo… mi cambio ha generado un gran cambio en lo que mis responsabilidades eran, y si bien me tomó un tiempo entenderlo, creo que he logrado cierto buen desarrollo. No es un mérito propiamente mío, me ha tocado un equipo de trabajo impecable y que realmente es responsable y de confiar. (Si alguno de ustedes lee esto, felicítense de mi parte.) Me desempeñé un poco más en management que en desarrollo en sí, pero no me atrevería a llamarme manager, me faltan años para tener la experiencia necesaria. Me he basado en la comunicación y hemos resuelto problemas bastante graves con entendernos todos un poco más. Y esta es la anécdota más interesante que tengo: hemos hecho un éxito de un proyecto que no debió serlo. Creanmé, ese proyecto estaba en su apocalípsis y las bombas seguían llegando. Lo logramos like a boss.

De a poco me abrí un poco más y comencé ciertos proyectos de investigación, algo que siempre me había llamado. Comenzamos a darle más seriedad y estoy llevando a cabo varios proyectos para hacerlo real. Esto es algo que debe seguir pasando, pero me emociona mucho.

Como para darle más interés, me he codeado con mucha gente por acá que me ha dado una nueva visión de lo que es mi trabajo (eventos, colegas, conocidos). Realmente se trata de innovación, realmente se trata de empujar la industria para adelante. No voy a creerme que yo voy a ser quién haga revoluciones industriales, pero ya me hicieron creer que mi aporte puede ser una semilla de eso. ¡Me llevaron a ser opinólogo! Resulta que ahora respondo preguntas de productividad, programación, bases de datos, experiencia de usuario, y algunos más por ahí. Me gusta más mantenerme al tanto, me gusta más saber lo último. Me satisface poder dar rienda suelta a mi curiosidad.

¡He empezado a cuidar mi apariencia! ¿Quién lo creería? He encontrado un balance entre sentirme cómodo y verme bien (aunque dudo eso último), hasta he recibido halagos de diversa gente por mi forma de vestir y verme. Debo reconocer que he recibido mucha ayuda con esto, no es mérito mío tampoco, pero creo que ha sido un gran avance.

¡He vuelto a clases! La experiencia no fue tan placentera como la esperaba. Tomé cursos online en Stanford, y pensé que tres cursos serían soportables. Lo fueron, pero requirieron mucho esfuerzo de mi parte y lo que menos quisiera es frustarme con ellos. Quiero disfrutarlos. El año que viene haré un par más, vamos a ver. También he vuelto a la tesis de mi vieja carrera (debo agradecer a A. M. por esa oportunidad, me ayudó mucho y fue quién me ofreció la oportunidad y el contexto que yo necesitaba para embarcarme en eso). Quién sabe, quizá en un par de años sí tenga mi título de ingeniero después de todo.

¡Agrandamos la familia! Ahora en casa Lino y Sable ambos haciendo de las suyas. Cada tanto se merecen algún tweet porque no me dejan de sorprender. No sería lo mismo sin ellos.

Por último (y sólo por ser lo más importante), tengo que dar un reconocimiento extra a Tassy, realmente ha hecho mucho por mí, desde detalles a cosas increíblemente importantes. Innumerables. Increíbles. Este año ha sido precioso compartirlo y toda esta aventura no sería lo mismo si no hubieras sido parte de él. ¡Por muchos más y más aventuras!

El balance es positivo. ¡Salud! ¡Por un nuevo año bueno para muchos! ¡Happy new 2012!

Link del día: Juegos con conceptos novedosos

Hace un tiempo ya charlamos sobre juegos con desafíos éticos, un tipo de juego cuyo mensaje va realmente más allá de la simple diversión del momento. Y sobre eso, la lista, aunque cortita, se sigue extendiendo y vale la pena darles una revisada.

Este post se basa sobre el último video de ExtraCredits a la fecha: Games you might not have tried (…or heard of).

Desafortunadamente, no pude probar la enorme cantidad de juegos que mencionaron, pero los dividieron en categorías, y la categoría Flash (o “juegos cortos”) no se destaca por ser novedosa en gráficos ni historia… sino en su jugabilidad y su mensaje. Por eso, muy seguramente, los juegos que vean acá son juegos que son demasiado fáciles, juegos que deben ser descubiertos a medida que se juegan, y que tienen su propia forma de dejar un mensaje profundo.

Estos son:

Soy un zorrinito con mensaje.

Link of the day: Procedurally speaking…

Remember that link where I spoke about different algorithms? I made a quick reference to Pixel City. If you had the chance to see it, and furthermore, if you have had the chance to download it and test it yourself, you might have seen that for a really little binary executable we can get really great things.

That’s because of content procedural generation, this means that the data you see is not configured or saved anywhere, it is just created in the moment that it is needed, with a set of rules that make sure that the result is close as expected.

Of course, this isn’t something new, lots of games already make use of this technique and not even that, there are a couple of games made entirely on this fashion. You should check out .kkrieger, a 96k 3D full level FPS game. That’s right. 96k.

You should also check Synth, an almost 100% procedural generated game, where even the music is generated in real time.

There’s also a nice experiment with procedural animation and genetic algorithms called Creepy Crawlies. In this application, you can create a creature with a certain configuration of bones (fixed length), claws (points it can grab on to) and muscles (parts it can expand/collapse), and the genetic algorithms will make it evolve so it grows up to the best locomotion technique. The animation is done procedurally too.

I’m a generated little skunk.

Link del día: Colaboración sin comunicación

En Juegos.MicroSiervos publicaron un pequeño artículo sobre un juego llamado SwarmNation. El juego es realmente simple, pero no por eso fácil. Dejenmé describirlo:

Cada jugador controla un píxel o un cuadradito, sobre un mundo de cuadrícula. En este mundo podemos movernos arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha según nuestro antojo, excepto que ya haya alguien más ocupando ese puesto. A cada momento, el juego indica que se debe formar una cierta figura. Esta figura, por supuesto, requiere de más de un pixel.

Aquí lo interesante comienza. Tenemos que coordinarnos con el resto de los jugadores para poder formar esa figura, y en el tiempo limitado que esa figura nos ofrece. Aquellos píxeles que formen parte de la figura formada, sumarán puntos. Aquellos que hayan quedado fuera, restarán puntos.

¿Cómo nos coordinamos entre los distintos jugadores? Bueno, realmente no hay muchas opciones. Dicen en MicroSiervos que no hay comunicación entre los jugadores, pero tenemos una herramienta: si presionamos la barra espaciadora, nuestro píxel se volverá naranja un momentito, como una forma de llamar la atención.

Yo lo estuve jugando un rato y es realmente difícil interpretar sólo desde los movimientos de los jugadores quiénes son los que emprenden nuevas figuras, quiénes prefieren comenzar, quiénes deciden quedarse para acomodar los detalles al final… y lo peor, la gente a veces cambia sus estrategias. Realmente es un juego difícil. Y por si fuera poco, uno mismo tampoco está seguro de cuál es la mejor estrategia para ganar.

La gente de SwarmNation tiene una cuenta en Twitter, en donde cuentan, por un lado, que los servidores están teniendo mucha carga últimamente y por eso puede que el juego no comience para nosotros. Por otro lado, también cuentan que consideran esto un juego interesante y de alguna forma un experimento social. Por si fuera poco, también postean cosas curiosas al respecto, como el caso en donde un píxel se sacrificó por otro, o la primera vez que los píxeles formaron una espiral (posiblemente una de las figuras más difíciles, require mucha coordinación).

En fin, pruebenló y me cuentan cómo se llevan con sus desconocidos cooperadores.

Soy un zorrinito colaborativo.

Link of the day: Graphics Programming Black Book

I don’t know if you agree with me, but graphics programming is something I always wanted to learn – and will eventually do it someday. For that, we need a book that is as explicative as possible and detailed, going through every concept and being insightful on the concepts.  Luckily, I found a web holding a full online version of Graphics Programming Black Book, a full featured book with really deep explanations and concepts.

It goes through optimization techniques and source code examples, even with 3D rendering and known examples as Doom or Quake graphic engines. You may see that the book is quite extensive, and good it is, for 70 short chapters we can really grasp the concepts and get hands to work on C++ and ASM in order to make our graphic programming.

I’m a graphic little skunk.