Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

BohemianRhapsody.cs

using Queen.GreatestHits;

Poster Bohemian Rhapsody C# Hey everyone! I just made a poster of likely_an_impostor’s rendition of Bohemian Rhapsody in C#, since I definitely believe that it would look great hanging off a wall.

In case you’re interested, just head to its page in Zazzle and give it a look — it still has a lot of options you can choose from. It goes out as cheap as $ 10.95.


Hey todos! Acabo de crear un poster desde la interpretación de likely_an_impostor de Bohemian Rhapsody en C#, dado que me parece que se vería genial colgado en una pared.

Si están interesados, solo vayan hacia la página en Zazzle y dénle una mirada — todavía tiene muchas opciones de las que pueden elegir. Y se va tan barato como $ 10.95.

Anécdota: Clases para sentir

Aprendiendo a ser humanos

Burning

Cuando uno entra en el ámbito de la educación sabe que muchas cosas son planeadas y diseñadas a drede para que lo siguiente pueda ocurrir. Muchas otras veces, se trata de la audacia del educador, de realmente dejar de lado lo que estaba planeado para mejorar las vidas de sus estudiantes. Estoy casi seguro que este fue uno de esos últimos casos.

(Read more →)

Auriculares y conversores digitales-analógicos

La búsqueda del sonido perfecto

Siempre fue de mi filosofía que si uno pasa mucho tiempo en una determinada actividad, debe hacer toda la inversión posible para que sea muy disfrutable. Es muy parecido a la Ley de Amdahl: siempre conviene invertir en mejorar las partes más grandes y, como aconsejan muchos sistemas de productividad, solucionar los problemas más graves primero.

En mi caso, la cuestión era relativa a la música. Prácticamente todo el tiempo estoy escuchando música, así sea mientras trabajo, mientras me divierto, mientras leo algo, o simplemente de fondo mientras hago algo más. Tener una buena experiencia mientras escucho música iba a ser, entonces, para mi un cambio muy grande en la forma en la que puedo apreciarla.

Para aquellos que no conozcan mis gustos musicales, se trata de estilos de música en donde realmente se hace un uso continuo de la banda de frecuencias disponibles. Pasando por el heavy metal y el metal sinfónico, terminando en el power metal, el electro dark y el dubstep. Este es el tipo de música (aunque no los únicos) en donde ser escuchados con buena y con mala calidad dejan ver dos obras completamente distintas, y como siempre digo “hechas para ser escuchadas a alto volumen”.

(Read more →)

Manifiesto: Cerrando el 2011

Se me ocurrió hacer esta especie de recuento en la que resumo el año personal, a modo de balance. Por supuesto, muchas cosas van a quedar afuera de este resumen, tanto por privacidad personal como por respeto a otros. Si creés que deberías estar acá y no estuviste, sacá un número porque van a ser muchos, y no por desmerecerlos.

En cuanto a mi vida, como varios saben, la comencé en Estados Unidos este año (menos una semana de Enero pero… quién cuenta los días?). El estilo de vida es distinto, el estilo de la gente es distinto, las ciudades son distintas, las comodidades son distintas, la forma de vivir y aproximarse a las cosas es distintas. Muchos podrán abogar por beneficios y otros podrán resaltar desventajas (y de hecho, todo eso ya fue hecho), pero la verdad es que me siento más cómodo. El tipo de vida nuevo me ha traído una comodidad especial, no en lo material sino en la forma de vivir. No creo encontrar las palabras exactas – al menos no ahora – para lo que quiero decir, pero espero que se entienda. Mi vida personal ha mejorado mucho y hemos disfrutado mucho de ella en detalles y en cosas importantes.

Me hice más adepto a las películas, creo que este año cuento unas dieciséis reseñas en mi blog pero sé que ví varias más. No parece realmente mucho pero tengo años con cuenta nula. Volví a la lectura (técnica todavía, tendré que en poco volver a la ficción – ¿podría ese ser un propósito para el año que viene?). Comencé a tener en cuenta técnicas de mejor productividad personal, y mi objetivo era que mis 8 horas de trabajo me alcanzaran para mi trabajo y para auto-mejora en el trabajo. Estoy muy muy cerquita de lograrlo y parece que pronto me van a dar una ayuda enorme, pero vamos a hablar de trabajo luego. Pronto volveré a la música (yay?), y de a poco quizá vuelva a la escritura (yay?). Este año sólo he publicado las reseñas de películas, algunos juegos y cinco sueños.

¡Volví a jugar! Hacía años que no jugaba, este año disfruté de Portal 2 (como no podía esperarse menos), varios juegos experimentales ([1], [2], [3]). Esperando poder probar luego Deus Ex (Human Revolution) jugué a Deus Ex (el primerito) y Deus Ex: Invisible War. Jugué al Halo (al primero), posiblemente luego continúe con la saga. No hice review de ellos porque realmente no sé qué comentar que sea nuevo. Amplié mi ámbito de juego a las consolas. Tras haber probado Soul Calibur y algunos otros de XBox, me quedé atrapado con Zelda Skyward Sword (ay, qué adicción).

Ahora sobre trabajo… mi cambio ha generado un gran cambio en lo que mis responsabilidades eran, y si bien me tomó un tiempo entenderlo, creo que he logrado cierto buen desarrollo. No es un mérito propiamente mío, me ha tocado un equipo de trabajo impecable y que realmente es responsable y de confiar. (Si alguno de ustedes lee esto, felicítense de mi parte.) Me desempeñé un poco más en management que en desarrollo en sí, pero no me atrevería a llamarme manager, me faltan años para tener la experiencia necesaria. Me he basado en la comunicación y hemos resuelto problemas bastante graves con entendernos todos un poco más. Y esta es la anécdota más interesante que tengo: hemos hecho un éxito de un proyecto que no debió serlo. Creanmé, ese proyecto estaba en su apocalípsis y las bombas seguían llegando. Lo logramos like a boss.

De a poco me abrí un poco más y comencé ciertos proyectos de investigación, algo que siempre me había llamado. Comenzamos a darle más seriedad y estoy llevando a cabo varios proyectos para hacerlo real. Esto es algo que debe seguir pasando, pero me emociona mucho.

Como para darle más interés, me he codeado con mucha gente por acá que me ha dado una nueva visión de lo que es mi trabajo (eventos, colegas, conocidos). Realmente se trata de innovación, realmente se trata de empujar la industria para adelante. No voy a creerme que yo voy a ser quién haga revoluciones industriales, pero ya me hicieron creer que mi aporte puede ser una semilla de eso. ¡Me llevaron a ser opinólogo! Resulta que ahora respondo preguntas de productividad, programación, bases de datos, experiencia de usuario, y algunos más por ahí. Me gusta más mantenerme al tanto, me gusta más saber lo último. Me satisface poder dar rienda suelta a mi curiosidad.

¡He empezado a cuidar mi apariencia! ¿Quién lo creería? He encontrado un balance entre sentirme cómodo y verme bien (aunque dudo eso último), hasta he recibido halagos de diversa gente por mi forma de vestir y verme. Debo reconocer que he recibido mucha ayuda con esto, no es mérito mío tampoco, pero creo que ha sido un gran avance.

¡He vuelto a clases! La experiencia no fue tan placentera como la esperaba. Tomé cursos online en Stanford, y pensé que tres cursos serían soportables. Lo fueron, pero requirieron mucho esfuerzo de mi parte y lo que menos quisiera es frustarme con ellos. Quiero disfrutarlos. El año que viene haré un par más, vamos a ver. También he vuelto a la tesis de mi vieja carrera (debo agradecer a A. M. por esa oportunidad, me ayudó mucho y fue quién me ofreció la oportunidad y el contexto que yo necesitaba para embarcarme en eso). Quién sabe, quizá en un par de años sí tenga mi título de ingeniero después de todo.

¡Agrandamos la familia! Ahora en casa Lino y Sable ambos haciendo de las suyas. Cada tanto se merecen algún tweet porque no me dejan de sorprender. No sería lo mismo sin ellos.

Por último (y sólo por ser lo más importante), tengo que dar un reconocimiento extra a Tassy, realmente ha hecho mucho por mí, desde detalles a cosas increíblemente importantes. Innumerables. Increíbles. Este año ha sido precioso compartirlo y toda esta aventura no sería lo mismo si no hubieras sido parte de él. ¡Por muchos más y más aventuras!

El balance es positivo. ¡Salud! ¡Por un nuevo año bueno para muchos! ¡Happy new 2012!

Link del día: Sinfonías algorítmicas

Me crucé de casualidad (y ya ni recuerdo cómo) con un artículo de un blog llamado Algoritmic symphonies from one line of code — how and why?, en donde el autor mostraba un viejo experimento que había hecho: hacer iterar una variable sobre valores incrementales, y que una función de esa variable fuera enviada a la salida de audio.

Resulta que experimentando con distintas fórmulas pudo crear sonidos y hasta “canciones” bastante avanzados. Por supuesto, no podremos compararlos con obras musicales actuales (excepto que hablemos de dubstep o industrial experimental — encajarían bien ahí), pero aún así es increíble la complejidad que estos pueden adquirir con esas simples pruebas. Allí es en donde el autor encuentra esa belleza escondida de las fórmulas.

Por si fuera poco, alguien hizo una versión en  JavaScript, que pueden probar y divertirse creando música (o ruido) desde fórmulas, y hasta estéreo (acompañamiento!).

Soy un zorrinito musical.

Nach: Ángel

Así como alguna vez quise plasmar el significado de un Manifiesto que Nach había hecho y yo quise darle su importancia literaria pasándolo a prosa, hoy quiero hacer lo mismo con otro tema suyo, pero con un tono algo más cercano. También, influenciado por un sueño reciente, quiero dejar que él exprese lo terrible de perder a un ser querido. Pueden escuchar la canción aquí, mientras la leen a continuación.


Te recuerdo postrada en la cama. Mi mirada infantil desvíada te veía, no concebía el drama. Parálisis cerebral, y ¿cómo entender tu suerte? ¿Cómo entender que otros niños se asustarán al verte?

Entre las sábanas blancas, tu piel confundida en ellas, te giras, después me miras y sonríes con bella virtud. Doncella enferma que destella gratitud por cada poro. Hermana mayor, mi fiel tesoro. Un ángel a quién Dios nombró. Si en lo que en vida merma da gracia eterna, ella la ganó con creces. Futuro puro que el destino arrebató.

(Yo) no puedo evitar llorar al recordarte a veces.

Y en mis sueños apareces: me proteges del frío, si me ves entre el gentío sientes mi vacío. Y hablas. Palabras de esperanzas que solo tu danza irradia. No puedo evitar llorar, dejar brotar mi rabia. Ni perdonar al azar: su fragilidad infringida, que un capricho de la vida te dejara herida…

Te fuiste a los 16. Suena dramático y el tiempo pasa tan rápido que hasta el dolor se olvida.

Maldigo a quien te negó el regalo de sentir el sol, de ver amanecer, de conocer a tu primer amor. Maldigo a esta existencia endeble que nos envuelve en fiebres de un terror que hierve porque pierde lo que ama. Pero tú llama hermana aún derrama cera en mi recuerdo y en éste corazón latiendo te conservo. Porque eres mi ángel…

Ángel, tu recuerdo es mi oración. Ángel, vives en mi corazón. Ángel, mi ángel, mi ángel… quiero dedicarte esta canción.

Somos hijos de un Dios menor. Remendamos cada error, dibujando en nuestras mentes un mundo mejor. Y no es sencillo sacarle brillo a la conciencia cuando la experiencia echa el pestillo al corazón y mata. Si la inocencia escapa por el mal que se desata dentro y los vientos de tormento quitan el aliento.

Cuando miro alrededor y no te encuentro siento que algo de mi también partió en aquel momento de tu adios precoz, tu cuerpo frágil se derretía veloz. No te defendía del ataque atroz, del tiempo que te consumía. Y en mi melancolía fría hoy le cuento al mundo que exististe un día. Que se te quería tanto como el ángel que tu fuiste y te canto porque sé que oyes este llanto triste y me resguardas del peligro. Que me ves cojer un micro y estás orgullosa… quiero contarte tantas cosas.

Pero me ahogo de tanto pensar como sería la vida sin aquel mazazo, poder charlar, sentir tu abrazo y tu perfume, ver los lazos que nos únen a la eternidad. Pero, ¿quien es inmune a la inclemencia de esta realidad? Y asume su tortura sin quejidos, (dime) ¿quien no ha sufrido la falta de un ser querido? que se va, sin haber vivido, sin hayar sentido, hermana mía tu recuerdo sigue vivo…

Ángel, tu recuerdo es mi oración. Ángel, vives en mi corazón. Ángel, mi ángel, mi ángel… quiero dedicarte esta canción.

Hermana mía, allí donde estés, eres mi ángel…

Link del día: Música visible

Este es el tipo de cosas que me hace reflexionar cómo sería tener sentidos alternativos a los cinco (catorce?) sentidos que tenemos los seres humanos. Todo comenzó con un video curioso que publicaron en el blog de Atomo y Bit, en donde se muestra una grabación de unas cuerdas de guitarra con un iPhone 4.

Lo curioso es cómo se logran ver las vibraciones de la guitarra como si se tratara de un osciloscopio. En pocas palabras, ocurre por el efecto estroboscópico, el mismo efecto por el que a veces vemos las ruedas de los carros moviéndose aparentemente a una velocidad que no es la real. Como pueden apreciar, hay varios videos similares por ahí. Estos los encontré en un post de Reddit relacionado en donde explican la ciencia detrás de esto.

Soy un zorrinito armónico.

Link del día: Beats

A pesar del título, esto no está nada relacionado con el grupo de The Beats. Bueno, no directamente.

Beats es una aplicación Ruby que nos permite crear loops de percusión musical de alta calidad, de una forma simplísima. Y de hecho, es gracias a este tipo de forma que decidí convertirlo en un link del día, porque creo que este tipo de aproximaciones “simples” son las buenas aproximaciones que hacen experiencias del usuario interesantes.

La aplicación toma como entrada un archivo en formato YAML (página oficial aquí), un lenguaje orientado a datos muy parecido a la forma en que comunmente escribiríamos listas en un archivo de texto. Por eso, se hace muy natural crear grandes descripciones de datos con pocos elementos básicos de la sintaxis. Con este archivo de entrada, la aplicación genera la música basada en indicadores que le damos sobre cómo espaciar los sonidos entre sí.

Si ven el ejemplo que está en la página principal, verán que es muy natural especificar el tipo de música que queremos generar, y a la vez tenemos control de los tiempos, los silencios, la métrica, las veces que se repetirá cada parte (que podemos definir a gusto), los sonidos y qué conforma cada parte.

Tanta complejidad en un elemento tan simple como 4 o 5 items en un archivo de texto.

Soy un zorrinito simple.

Nach: Manifiesto

Hace un buen tiempo ya agregué un video de Youtube a mis favoritos, lejos de gustarme el video, porque creo que contiene un mensaje muy profundo. El video es un video musical con la letra de un rapero español llamado Nach, y el tema se llama Manifiesto.

Quiero aquí compartirles la letra, pero no para que la lean como un rap, sino para que la lean como lo que es, un manifiesto. Mi recomendación personal, escuchen la música y sigan la letra con los ojos, pensando en lo que dice, no cómo lo dice.

Quiero aclarar que no me siento de acuerdo en mucho de lo que dice en cuanto al análisis social (en mucho sí, en mucho no), pero sigo considerando que es un manifiesto y una obra literaria con todas sus letras.


Manifiesto, por Nach

Mi padre es el sol, mi madre la luna. Mi hermano es el viento y el planeta Tierra mi cuna. Mis únicos hijos son las frases que me invento, y mi mayor regalo es vivir este momento, en el que siento que callar es un pecado capital. En la capital del pecado me quieren decapitar. Y aunque quisiera criar a mis hijos en un cuento de hadas, sé que el mundo se acaba y no les quedará nada.

Serán ratas si la cloaca les maltratara. La ciudad clavará su aguja y nadie aplacará el odio que les empuja. No habrá nada, sólo brujas. Mientras los niños ricos viajarán en su burbuja de lujo, de arrogancia infalible.

Yo vengo de un lugar en donde decían que triunfar era imposible. Nach: otro juglar en la jungla jugando a ser libre. Nach: otro juglar jugando a juzgar al que juzga impacible.

Y esos MCs tan increíbles, cuando escriben. No, no hacen ciencia. No describen lo que viven. Sólo calcan actitudes de alguien que quieren ser, mientras mi mente representa poder como Uri Geller; capaz de ver el castigo en la traición de un amigo. Os digo que afuera hay hijos de puta que sólo miran su ombligo. Bordes que corren sobre un borde constantemente haciendo que engorden sus cuentas corrientes; poniendo su mueca más seria e indiferente al ver que el indigente sangra su miseria en la acera de enfrente.

Ya no me asombro de ver a los mismos, revolviendo escombros. Les veo llevar su orgullo a hombros, luchando contra el sistema que os corrompe, viendo que idiotas sin nombre sólo hablan mierda y se esconden. En la calle. Donde niños de ojos rojos fuman verde en callejones. Siempre metiéndose en marrones. Su materia gris en blanco. Un futuro negro augura, mientras la lluvia púrpura ahoga sus ilusiones.

Yo me miré al espejo con los ojos de quién me odia. Y me sentí eufórico, porque todo es psicológico. En este zoológico de buitres y camellos, de perros hambrientos esperando el momento de morder mi cuello. Pero no por eso callo, ni me rayo, ni huyo. El murmullo de un listillo no me destruyó. Sólo me instruyó en lo cierto, como que la ciencia demuestra que Dios ha muerto.

Cierto como el fuego abierto en Gaza y Cisjordania. Cierto como ver mi fe moviendo tu montaña, sacándola de España. Aquí es donde está mi reino. Yo también quiero un trono, ¿y quién no?

Tus hijos no van a clase porque escuchan rap. No hay por qué preocuparse: tus hijos escuchan rap, porque tienen clase. Hacen suyo nuestro ardor. Se burlan de lo snob. No son robots, víctimas del complot, de la super pop, y de toda esa mierda fashion victim. Niñatas que mañana matarán por hacerse un lifting. ¿Esa es la educación que dáis? ¡Me desespera! Lo plasmo en un papel o me lo tomo con humor como Dave Chappelle.

Chapé más de una boca aunque callar también es gratis, eh? En la ciudad muchos me ven como a un illuminati. Con otros mi relación es la de un yankee y un irakí. La vida es así, y yo hasta el fin tranqui. Tú con trankimazin como boleros de machín, triste. Tu destino es el que tú elegiste. Y puestos a reflexionar sobre la vida, menos mal. ¡Mira!

Mira, al final es para todos igual.

Es el ciclo vital de un hombre: la muerte como cima y cumbre, y no hay milagros. Siento que el camino es largo. Con el corazón de piedra me visto y salgo. Cabalgo otro día más entre guepardos y comadrejas. Y aunque le diga a mi vieja que no hay queja, yo también quiero un chalet de lujo en la moraleja, y conducir un cadillac.

Pero soy feliz con este anorak, Panamá  Jack. Sin más handicap que subirme a un track y escupir mis realidades. Para tí son debilidades, para mi sensibilidades. Me llenan, fiel a mi lema: ganar dinero del sistema haciendo música contra el sistema. Sin más armas que mis dientes, mi voz es una Kalashnikov, un cóctel molotov desde el altavoz potente. Con el líquido al ignorante, eh! Lo liquido intelectualmente.

La fuerza bruta me repugna. Se la dejo al nazi, o al cani que resuelve cualquier pugna de la forma fácil.

¿Te queda claro? Yo vengo sin un plan. Soy un poeta hecho soldado y sólo sé que la mezcla es napalm. Tu sueñas con ser Don Juan, derrochar champagne. Yo prefiero ver a quien no tiene y darle pan, man. Soñador y dramaturgo, zurdo, prestidigitador del sentido absurdo. De la vida, la mía, melancólica, dicen que única. Condenado a asumir que soy persona pública, y mi rúbrica en pedazos. Soy más de abrazos que de autógrafos. Más de párrafos que de fotógrafos. Y ante los tortazos de la vida, este es mi exílir. Existir es sentir, aquí sentir es escribir. Y sé que el único secreto es que no hay secretos. Sólo respeto por el rap, antes de usar un chandal ecko. Yo tengo coo-leguis que te follan si improvisan, aunque vistan levis y camisa, conocen cada grupo, cada skit. Desde antes del rap in Madrid, y tú no sabes ni quién es Madlib.

Keep it real” es la premisa, aunque “keep it real contigo mismo” quizá sea más precisa. Pisa las huellas de este nómada. Nada me doma. Si nada perdona el fallo en babilon marcharé a Sayon. Aunque nadie me recuerde (nadie). Ni esta ciudad que muerde y devora el verde. Suburbia y sus horizontes, edificios mastodontes. Devoran los prados, los parques, los montes. ¿Y qué nos queda? Charcos de asfalto, infartos. Demasiado barullo en este trullo. Salto y me escabullo, huyo entre la masa anónima. Esos que se tragan su orgullo para después cobrar la nómina.

No ha otra droga más dura para mi que un escenario, ni hay meteroritos que extingan al dinosaurio. Me refiero al que suscribe, al que escribe, al que revive cada noche en tu reproductor de audio. Tu ghetto blaster tras tanto mensaje gangster. Tanto lastre quién se fía, si al rap sólo le guía la fría filosofía de vivir al día.

R de Revolución. A de Actitud. P de Poesía.

Xenofilia, esa es mi ciencia. Significa lo que implica: amor por la diferencia. Amor que nos tortura — porque amar es la mayor locura, a no ser que se ame con locura. Son mis dudas que supuran, porque nada duran.

Quisiera parar el tiempo como Hiro Nakamura. Pero ¿qué más da mi arruga? Si mi entrega es ciega… Si el universo es la canica con la que alguien juega… Todo nos llega en su momento y no lo entiendo (¡No lo entiendo!) ¡Tantos años invirtiendo hasta que sientes que te estás muriendo! ¡Y no! El mañana no es certero. Etéreo. Misterio. En serio, sal de tu agujero.

Yo tecleo, reo, en este coliseo de politiqueo. Rappers de perreo y tiroteos de fogueo. No poseo la verdad aunque la persigo (o eso creo). Lo importante es estar vivo de deseo. Carnal, espiritual, da igual. Cada cual en su propio ritual. Medita. Para mi es vital echarle dinamita a cada frase para dártelas; que tú se las regales luego al facha de tu clase.

Puede que mi vida nunca os interese. No está dirigida por Martin Scorsese, pero casi voy volando entre edificios como un Yamakasi. Así lo hago fácil como Brasil.

Y sólo ante el papel puedo eliminar tensión. Él me entiende y no me cobra ochenta euros por sesión.

El mensaje y no la fama es mi bagaje. Trepa, písame cuando subas, te cazaré para cuando bajes. Trepa, hasta la cima de mis sueños, podrás verlo. Mis sueños son mentiras que algún día dejarán de serlo. Del verbo me llaman vástago, basta con alzar el micro al cielo… y caen relámpagos, en tímpanos. ¡Miralos! Somos furia sombre un bumb clap, hijos de la catástrofe, apóstoles de la verdad.

Rap como entretenimiento que agita el pensamiento. Así alimento a la generación Nintendo. Porque si esta es tu droga, vamos, yo te invito a un gramo. Proclamo el horror de ser furor en tu hipotálamo, mientras derramo profecías. Mercader de la esperanza, y se abalanzan sobre mi como a un mesías. Pero no hay mejor profesor que el error, ni más dulzura que el que sufre y luego cura su dolor.

Y así he vivido en estos tiempos líquidos, insípidos. Sin tener miedo del miedo de no rapear lo típico. No es anecdótico. Te soy sincero: hago público un cuaderno con mi infierno interno para conmoveros. Y si este enero me disloca, me relajo y canto. Soma produce rocas y yo después las lanzo. Claro que sí, paso de Hennesey, ron con seven up y brindo por el hip hop y el homenaje que aquí rindo al lindo frenesí de la escritura. ¿Lo captas? Almas en miniatura no son aptas para esta asignatura.

Y aquí nada en disparate. Tú no eres MC, maniquí de escaparate. Con tu pose de magnate. ¿Qué pretendes? ¿Si así vendes tu ridículo? Aquí solo el trabajo duro y los testículos dan títulos. Pobre diablo, se cree un dios entre los dioses, y tan solo es otro potro en el establo dando coces. Pides a voces gloria y no te la mereces. Yo asumo el drama de mi fama y vivo entre sus estrecheces. No lo planeé, sólo volé como Tracy McGrady. Hice del rap mi personal brain training. Ejercicio mental al filo, afilo mi estilo. Compitiendo con la imagen del espejo en el que miro. Cautivo de un tic-tac que me atonta. Mi único hábitat: un compact.

¿Qué te voy a contar, chaval? Que por ir de underground no eres más original. Que no por ser de universal voy a sonar comercial. No tenéis ni puta idea. Vuestra verborrea es cínica. Faltándole el respeto a militantes de mi métrica. Aquí y en Latinoamérica, en todo el planeta Tierra. Mi rap será mi rap, será la luz tras las tinieblas.

Mi rap será la luz tras las tinieblas.

Link del día: Auto-tune the news!

Resulta que un grupo musical llamado The Gregory Brothers suele hacer canciones o videos de parodias, y en este caso, lograron cierta popularidad.

La historia completa se puede leer en el blog de GeeksRoom: un video de un noticiero que estaba reportando un intento de violación, entrevistando a la víctima, testigos y al hermano de la víctima que también estuvo involucrado. Les recomiendo ver el video con esa noticia. Esta persona expresó sus opiniones de una forma algo curiosa, lo que dio lugar a muchas parodias, entre ellas, la de los Gregory Brothers, llamada Bed Intruder Song Remix.

Cabe destacar que gracias a esto el video con el reportaje alcanzó las 11 millones de visitas, mientras que el remix alcanzó las 24 millones de visitas.

Si les gustó esto, pueden checkear el Twitter de The Gregory Brothers llamado AutoTuneTheNews.

Soy un zorrinito remixado.