Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

Consejos para un no-programador

O "cómo no perderse en este bosque"

Una amiga mía me comentó que quería comenzar a programar, y de alguna forma lo entendí implícitamente como un buen momento para dar consejos de orientación. No es por sonar arrogante, pero sabemos que la programación puede ser una tarea desafiante, y me pregunté cuáles serían los mejores consejos para alguien que está empezando.

(Read more →)

La factura más grande del mundo

¡Que alguien pague lo que nunca se pagó!

Como protesta a todos los clientes que no pagan a los trabajadores freelancers, específicamente del área del software, la gente de Freelancers Union presenta La Factura Más Grande del Mundo, en donde cada trabajador no pagado deja su línea para que sea añadida a la factura. (Y yo me enteré gracias a la gente de Clients From Hell.)

El objetivo de esta iniciativa es despertar los intereses de aquellos que puedan legislar regulaciones para que quienes sufren día a día esto tengan un respaldo legal sobre el cual apoyarse. Hoy, según parece, es un poco difusa la situación y los freelancers no son tan tomados en serio.

Soy un zorrinito caro.

SOPA, PIPA, y MEPA que se están equivocando

El problema es la receta, no la sopa.

Hace mucho que todos estamos siendo bombardeados por la historia de esta ley que casi sigue su curso, pero hay un tema en particular que no veo nombrar y que creo es el más importante. Es como si todos se quejaran de un dolor de cabeza pero no se preguntaran por la enfermedad, sino sobre como quitárselo.

Esta es mi (humilde e ingenua) opinión al respecto.

¿Por qué SOPA tenía sentido?

(Antes de matarme, por favor lean lo que tengo para decir.)

Creo que el argumento de que los senadores no entienden de tecnología como excusa para decir que la ley no tiene sentido es un poco simplista. Puede que no haya sido una buena idea, pero estas cosas se piensan antes de convertirse en propuesta. Dejando de lado que esto puede haber sido algo que surgió de las empresas multimediales, la ley tenía un sentido práctico: detener la piratería.

Muchos critican que la ley era dirigida a regular a quienes permiten los accesos a la piratería más que a la piratería en sí. Eso también tiene sentido. Cuando el asesino serial no hizo caso a la ley de “no matar”, hay que asegurarse que nadie lo ayude. Si drogarse fuera ilegal, vender droga también lo sería, es natural pensar que si la piratería es ilegal, llevar a piratería también lo sería.

Por otro lado, los comentarios que he visto al respecto muestra muy poco conocimiento sobre las leyes de copyright. Las leyes de propiedad intelectual están muy claras y son vigentes. Esta ley no era nada nuevo en cuanto a qué regulaba, era nuevo en cuanto a quién estaría obligado a reaccionar y las medidas a tomar. (Más un par de detalles que a drede voy a dejar fuera.) En resumen, la ley decía “tomemos más seriamente las leyes que ya tenemos”.

¿Por qué SOPA no tenía sentido?

El problema de SOPA estaba más allá de SOPA, y esto es lo que veo que muy pocos dicen. El problema de SOPA era el copyright en sí mismo, pero cuando SOPA iba a aplicar esas reglas “de a de veritas”, todos nos preocupamos.

El problema con las leyes de la propiedad intelectual es que crean una propiedad sobre elementos que no pueden ser reclamados ni robados. Para hacerlo aún más obvio: reclaman propiedad en donde no se puede reclamar propiedad.

El mundo de a poco ha reaccionado un poco a esto haciendo de las licencias libres algo muy natural en entornos en donde no se puede ganar esa pelea. El software es un campo de batalla que el open source está ganando de a poco. (El modelo as a Service no probó ser rentable de casualidad.) La música y las películas es una batalla que el propietarismo ya perdió pero que resiste a retirarse.

Propiedad intelectual y derechos de propiedad

Tuve una charla con un colega al que le expliqué mi punto de vista de esta forma: ¿Qué es una canción, si no un montón de ruidos juntos? ¿Podemos decir que alguien es dueño de ese ruido y nadie más debe poder usarlo? ¿Los libros, un manojo de palabras?

Por supuesto, la respuesta de esta persona fue muy apropiada: hacer música cuesta dinero, tiempo y aprendizaje. Hacer libros requiere también tiempo, dinero, investigación, edición, etc, etc. ¿Cómo fomentar la cultura si esta gente no recibe dinero por lo que hace?

Y mi respuesta es que lo que esta gente vende no es ni ruido ni palabras, es lo extra que todo eso tiene. Uno no escucha música porque sí, sino que uno la experimenta y la disfruta (como todo arte, lo que se vende es el sentimiento — incluso aunque sea un resultado de una fórmula marketinera). Un libro no es un montón de palabritas juntas, sino la información extra que aporta. Lo que compro cuando compro algo de eso no es el material ni el medio (que, según la ley de copyright, no deben tener dueño), sino el ahorrarme tener que hacerlo yo. Estoy comprando trabajo pre-hecho.

En ese sentido, este trabajo es un trabajo como cualquier otro. Quienes escriben libros deben poder vivir de ello, quienes hacen música deben poder vivir de ello. Pero como un trabajo justo, debe pagársele por su trabajo, nada más. Su éxito es un resultado de qué tan bien está hecho su trabajo. Recuerden: cultura. La comercialización no es algo malo, pero ese es otro trabajo. Si lo que queremos es que alguien talentoso haga un buen trabajo, hay que mantenerlo bien pagado mientras ese trabajo se hace, no cuando ya está hecho. Hay que recompensar el buen trabajo, no el buen descanso.

Una vez hecha la obra, vale tanto como su material, porque ya no hay nada más que debería pagarse. ¿O acaso solo los que tienen dinero deben acceder a nueva información? (¿Es así como fomentamos la cultura?) Si el medio no vale nada, la obra en el mercado no debería valer nada. La piratería es la respuesta natural del mundo a eso.

Quiénes exigen que el copyright se pague caen en una de las siguientes categorías:

  • Parásitos: son los que quieren trabajar una sola vez, hacerse famosos y vivir de los que eso les de. Si de verdad quisiéramos fomentar la cultura, alguien talentoso debería trabajar más, no menos. Sin discriminar, todos deberían trabajar para pagar sus cuentas. (O nadie… pero esa es otra historia sobre la que no voy a hablar ahora.)
  • Narcisistas: exigen reconocimiento. (Yo caigo en esta, pero Creative Commons me da lo mejor de los dos mundos.)
  • Multimediales: (esta es la más interesante.) Estas son las empresas que consumen a los artistas y viven de ello. Por supuesto, ellos fabrican, distribuyen, venden, publicitan, etc. Estoy de acuerdo con que ese trabajo se pague… Pero no más que lo que ese trabajo vale. El copyright no tiene nada que ver acá.

La discusión sobre cuánto es lo justo para cada empresa es otra discusión extensa, y creo que abarca más de lo que puedo opinar acá. Pero no, la propiedad intelectual no tiene cabida ahí, solo el trabajo realizado.

¿Y entonces qué hacemos?

Primero, démonos cuenta de que estamos ladrándole al árbol equivocado. El problema no es SOPA ni la internet. El problema es el copyright y lo que estamos pagando.

Segundo, denunciemos las extorsiones de compañías a artistas. Si alguna vez tuvieras la oportunidad, exigí que tu contrato esté libre de copyrights propietarios. Si realmente amás lo que hacés, vas a comprender mis palabras. Si ves que tu copyright ya no te genera dinero, no nos hagas perder el tiempo y cambialo. Si tu película o tu canción ya se pirateó, ofrecé una descarga oficial y promové el modelo pay as you want, donaciones, vendé publicidad o merchandising, etc, etc.

Tercero, prestemos un poco más de atención a las injusticias de la propiedad intelectual que ocurren todos los días y protestemos por eso también. No esperemos a que la ley se tome en serio para darnos cuenta de que estaba mal.

Cuarto, dejemos de actuar como si la cultura fuera algo que nació en internet. Vivimos el 90% de nuestras vidas fuera de él (bueno… algunos un poco menos). Hagamos énfasis en que la libertad esté fuera de él también.

Link del día: La previa de los startups

En la salida de un proyecto, existe una fase que generalmente no se considera, pero que es real y además crucial para el éxito que ese proyecto tenga. No sólo eso, determina realmente gran parte del éxito de un proyecto, especialmente cuando se trata de algo público. Esa fase es lo que informalmente podemos denominar “la previa”, el tiempo anterior a la salida oficial del producto.

Por supuesto, esto es algo que la gente que trabaja en marketing conoce en su día a día, pero pensemos esto mismo desde el punto de vista del desarrollo de software. ¿Qué ventajas y desventajas nos presenta aprovechar ese tiempo? Por supuesto, tener usuarios probando versiones beta, tener campañas publicitarias y medición de las mismas que nos permita anticipar la cantidad de usuarios que tendrá el sistema, tener feedback de usuarios reales y hackers ocasionales ya puede ser muy interesante y productivo.

En Mashable publicaron un artículo llamado HOW TO: Sign Up Users Even Before You Launch Your Startup, que, por supuesto, aplica a startups en el entorno de las web application. Describe básicamente algunas estrategias que se han usado para crear esta expectativa y cómo han aprovechado la misma. Personalmente encuentro muy curioso el ejemplo de Subjot, cuya página de Launching soon todavía se encuentra online. El header dice: “The more friends you invite, the sooner you’ll get access!”. Convirtieron la viralidad en una competencia/juego.

Soy un zorrinito previo.

Link del día: Encapsulación psicológica

Este es otro de los links que me fue compartido via Twitter por la gente de BreakingDev, y el concepto es bastante simple, dejenmé presentarlo:

Se dice que una pieza de software está encapsulada cuando no conocemos su funcionamiento interno y sus aspectos externos nos proporcionan todo lo que necesitamos para hacerla funcionar. No nos importa cómo, nos importa el qué hace. El cómo es responsabilidad de ese software, no nuestra.

Este concepto es muy utilizado en el paradigma de programación orientado a objetos, en donde cada objeto encierra la responsabilidad de su propio comportamiento.

Sin embargo, en el artículo llamado Psychological Encapsulation se ve este tema de una mirada distinta: ¿Qué ocurre cuando no confiamos en la forma en la que una pieza de software realiza sus tareas? ¿Qué ocurre cuando tenemos un problema y el no conocer ese comportamiento interno nos impide solucionarlo?

Esto es lo que ellos denominan encapsulación psicológica, y supongo que otros simplemente lo pueden llamar fiabilidad de un determinado software, o, siendo más específicos aún, el gusto y confianza que cada persona en particular le tiene a un software en particular.

Creo que es un concepto a tener en cuenta al momento de diseñar (y usar!) software, trabajar con herramientas en las que no confiamos (o peor aún: no podemos confiar) es realmente una experiencia desagradable, y puede conducir a grandes bloqueos en nuestra productividad.

(Aquí podríamos hablar sobre distintos tipos de software, cuáles son de mayor confianza, si el open source comunitario o el software propietario que tiene a una empresa respaldando el buen funcionamiento del mismo, si los sistemas hechos de piezas simples integradas o si los sistemas que lo hacen todo, etc. Son libres de dejar sus opiniones.)

Soy un zorrinito de confianza.

Link del día: TeraCopy

Seinkraft me mandó el link a esta utilidad llamada TeraCopy, un programita para Windows que permite copiar archivos enormes con una velocidad algo superior a la copia común de Windows. No sólo eso, sino que si decidimos que este software es mejor que la copia por defecto, podemos configurarlo para que reemplace la copia normal de Windows y siempre utilizarlo.

Tenemos una versión gratuita de uso personal y una versión paga con algunas mejoras.

Este es un producto de la compañía Code Sector, que entre otros productos, también tiene pequeñas utilidades para Windows de esas que son útiles… para algunos. Alguna vez utilicé este tipo de utilidades y luego ya comencé a sentirme incómodo con ellas, pero sé de gente que las utiliza y una vez que se acostumbran, vuelan en velocidad en su manejo del sistema.

Ah, por último, para el que no quiera instalar nada, hay una versión Portable de TeraCopy para descargar.

Soy un zorrinito Windows.

Link of the day: Video Editing, made easy

I’ve recently found a post on the Youtube Blog about how you can edit videos in the cloud, using the Youtube Editor, but I don’t know how much flexible is that. When it comes to video editing software, how many different easy and known ones can you mention?

Maybe Adobe After Effects? Maybe VirtualDub, or Windows Movie Maker. There are a lot, and we may still check the list, but how many worth mention?

There’s another option around, and it comes from the same guys as the wonderful VLC, and it is called VLMC (Video Lan Movie Creator). It’s still in an Alpha state, but hey, if it works, it really promises to be one of the best options.

Have you tried it? What do you think?

PS: Be careful. It might eat your dog.

I’m a editing little skunk.