Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

The Theatre Bizarre

Horror de antología y metáfora

Well, others… define your life. You have to live it!
(Laughs histerically.)
I’m sorry.

—  Peg Poett, The Theatre Bizarre

Esta es una película del género de antología de terror. Son en realidad varias historias formando parte de una presentación macro que vemos desarrollarse. Cada una de ellas tiene un tono especial y una forma de llegarnos, algunas de forma más directa que otras. En general, hacen justo tributo al título de la recopilación: The Theatre Bizarre.

(Read more →)

Deus Ex: Human Revolution

They can't stop the future

I never asked to be shown how human I was…

…or how much more I could become.

Deus Ex: Human Revolution es la flamante tercera entrega de la saga del nombre de Deus Ex. La temática de los tres juegos es similar: estamos en un mundo en el futuro en donde los humanos pueden implantarse augmentations, aumentos, que mejoran las capacidades humanas. Ha llegado el punto en donde esto da una marcada diferencia entre una persona normal y una persona aumentada, a lo cual se han formado dos grandes bandos opuestos: aquellos quienes buscan la pureza de la raza humana en su estado natural, y aquellos quienes ven a la tecnología como el nuevo paso en la evolución humana.

Para una explicación un poco más en particular, pueden ver estos videos y/o seguir leyendo.

Trailer cinemático:

“Documental” propagandístico, fan made:

La historia se desarrolla en el año 2027. Somos parte de una empresa llamada Sarif Industries que ha logrado un avance, un salto terriblemente importante en los avances de la aumentación humana. Por supuesto, esto puede tener consecuencias. La aumentación actualmente depende de la utilización de una droga, altamente adictiva, que permite al cuerpo no rechazar sus aumentos. Casos positivos y negativos se cuentan de ellos y de esta droga, dando más material para la polémica. Las personas en la calle tiene todo tipo de opiniones y una gran cantidad de grupos no revelados juegan con las corporaciones que las manejan.

El juego es terriblemente adictivo y entretenido. Le permite a uno desarrollar su personaje de una forma estratégica, pero aún así cambiar la estrategia en el momento que lo desee y seguir disfrutando del juego. Hay muchas formas de lograr una misma meta, y las guías visuales (producto de la aumentación) hacen al juego mucho menos confuso que juegos anteriores o similares, en donde tenemos que adivinar cómo interactuar con ciertos elementos. La historia se desarrolla lentamente y de a poco se va revelando también nuestra historia personal. El juego tiene varias opciones morales (aunque no tantas como los juegos anteriores) y varios pequeños detalles que hacen de nuestra experiencia lo que es.

Tras que las cosas se desarrollan, nuestro personaje va tomando opiniones sobre determinados temas (cosa que en otros juegos no ocurría) y si bien las decisiones finales son nuestras, ya no se siente tan natural. El personaje nos condiciona en cierta forma a tomar una decisión en particular para que el juego se sienta más fluido.

El juego no es largo para nada (lo terminé en 22 horas, con todas las side-quests incluidas y mucho tiempo de perderme en callejones). Las side-quests tienen dificultad variable, pero nunca imposible. Desafortunadamente, solo hay una oportunidad de hacerlas, el avanzar en la historia no nos deja forma de volver atrás. Los personajes secundarios quedan demasiado en su rol de secundarios y solo uno o dos de ellos tienen una historia personal. Además, cuando hablan, tienen siempre los mismos gestos y eso me hizo sufrir muchos déjà-vus.

[spoiler show=”Mostrar Spoilers” hide=”Ocultar Spoilers”]
La historia tiene una muy buena base, pero para ser sincero, queda truncada. Adam, nuestro personaje, descubre el secreto tras sus padres, y descubre las propiedades especiales de su ADN y cómo eso revolucionó el mundo. Esto no hace impacto alguno en el resto de la historia.

Por otro lado, la re-apareción de Megan Reed no nos deja más que un pequeño diálogo, sin discusiones morales ni cuestionamientos a todo lo ocurrido. (¿Será en otro juego?)

Nuestro personaje no muestra tampoco ningún tipo de evolución en su personalidad, excepto por algunos puntos en donde comienza a sospechar de Megan que sigue viva, tras el terrible incidente de seis meses atrás. Luego de eso, es prácticamente intrascendente todo lo que le ocurra.

Tras revelar toda la historia y las conspiraciones, no hay nadie realmente contra quién ir. Los Iluminati se conocen por el nombre de grupo y no se puso más verdad ni comprobación en su existencia que las palabras de Sarif y las acusaciones no-del-todo-aceptadas de Taggart. Zhao nunca explica a quién responde o por qué, o qué quiere, y los planes de Darrow realmente carecen de coherencia (volver al mundo loco para avisar del error… sí, claro, muy efectivo).

Finalmente, los típicos finales del juego no son la gran cosa. Peor aún, son terriblemente parecidos, con un mensaje ligeramente-tendencioso a cada decisión. No solucionan nada realmente, nos deja el mal sabor de decir que esto fue solo una transmisión al mundo pero no tenemos idea de qué pasó después.
[/spoiler]

En fin, mi opinión general es que el juego, muy jugable, muy divertido, muy adictivo, tuvo una base maravillosa para una historia pero dejó que desear en ese aspecto. La jugabilidad sigue siendo impecable, totalmente compensó eso.

Le doy 4 de 5 zorrinitos.

Soy un zorrinito aumentado.