Alpha's Manifesto

A black and white figure's thought-hive

CommonJobs: el fin de una etapa

Proyecto final y producto real

commonJobs

Como varios pueden haberse enterado, hace poco CommonJobs dio su etapa final como proyecto oficial que comprendía mi proyecto de tesis final. Voy a contar un poquito al respecto y qué fue lo que lo hizo destacar, si es que hubo algo al respecto.

(Read more →)

Update personal: ¿en qué ando?

Update de estado desde el año pasado

Uff, hace un tiempo que ya no toco este blog, es hora de volverlo a la vida. Acá les va un pequeño update con mis últimas aventuras y desventuras.

(Read more →)

Crecer para morir

18 de Agosto de 2012, 12:32 PM

No importa cuánto vivimos, sino cómo.

— Philip James Bailey, Festus

Hacía tiempo que no visitaba esta casa, y estar ahí me traía muchos recuerdos. Los colores eran rojizos como nunca había visto en ningún otro lugar donde había vivido, y los aromas a humedad me recordaban una infancia de juegos y aventuras. La ciudad tenía esos efectos: recuerdos amontonados a través de los años en un sólo lugar, en una sola imagen sensorial. Ahora mi familia, compuestos por mi novia y mis dos perros, eran los que disfrutaban de la casa, y yo secretamente le daba un valor emocional especial.

(Read more →)

Zardoz

Bizarreada vintage, crítica social y futurismo distópico. Y Sean Connery.

The penis is evil! Penis shoots seed, and makes new life to poison the Earth with a plague of man, as once it was. But the gun shoots death and purifies the Earth of the filth of the brutals!

Go forth and kill.

Zardoz has spoken.

Este es el tipo de películas que me gustan: bizarras, bizarras y muy bizarras. Curiosamente, esperaba un sinsentido pero no lo fue tanto, sino que, a su modo, presentaba un tipo de crítica social.

Zardoz es una de esas películas de culto del cine bizarro, de 1974 con un muy joven Sean Connery como protagonista, muchos efectos mal logrados, escenas dramáticas de silencio mal logrado y una visión futurista distópica.

La historia trata de Zed (Sean Connery) en su vida de Brutal, uno de los designados por el dios-cabeza Zardoz para matar toda la vida que encuentre y purificar la tierra. Tras no mucho, Zed viaja en la cabeza de su dios a un lugar en donde los eternal, otro tipo de raza humana, lo estudian para comprender qué fue del humano tras tanto tiempo de avance. La historia luego se desenvuelve de forma bastante lenta, pero curiosa, para contar qué es lo que ocurrió en este mundo desvastado y cuál es el futuro de la humanidad.

No puedo hacer la crítica que normalmente hago para una película, no para una bizarreada del 74. No sería justo. Sin embargo, el balance general es que me gustó.

Le doy 3 zorrinitos de 5.

Soy un zorrinito fumado.

Manifiesto: Cerrando el 2011

Se me ocurrió hacer esta especie de recuento en la que resumo el año personal, a modo de balance. Por supuesto, muchas cosas van a quedar afuera de este resumen, tanto por privacidad personal como por respeto a otros. Si creés que deberías estar acá y no estuviste, sacá un número porque van a ser muchos, y no por desmerecerlos.

En cuanto a mi vida, como varios saben, la comencé en Estados Unidos este año (menos una semana de Enero pero… quién cuenta los días?). El estilo de vida es distinto, el estilo de la gente es distinto, las ciudades son distintas, las comodidades son distintas, la forma de vivir y aproximarse a las cosas es distintas. Muchos podrán abogar por beneficios y otros podrán resaltar desventajas (y de hecho, todo eso ya fue hecho), pero la verdad es que me siento más cómodo. El tipo de vida nuevo me ha traído una comodidad especial, no en lo material sino en la forma de vivir. No creo encontrar las palabras exactas – al menos no ahora – para lo que quiero decir, pero espero que se entienda. Mi vida personal ha mejorado mucho y hemos disfrutado mucho de ella en detalles y en cosas importantes.

Me hice más adepto a las películas, creo que este año cuento unas dieciséis reseñas en mi blog pero sé que ví varias más. No parece realmente mucho pero tengo años con cuenta nula. Volví a la lectura (técnica todavía, tendré que en poco volver a la ficción – ¿podría ese ser un propósito para el año que viene?). Comencé a tener en cuenta técnicas de mejor productividad personal, y mi objetivo era que mis 8 horas de trabajo me alcanzaran para mi trabajo y para auto-mejora en el trabajo. Estoy muy muy cerquita de lograrlo y parece que pronto me van a dar una ayuda enorme, pero vamos a hablar de trabajo luego. Pronto volveré a la música (yay?), y de a poco quizá vuelva a la escritura (yay?). Este año sólo he publicado las reseñas de películas, algunos juegos y cinco sueños.

¡Volví a jugar! Hacía años que no jugaba, este año disfruté de Portal 2 (como no podía esperarse menos), varios juegos experimentales ([1], [2], [3]). Esperando poder probar luego Deus Ex (Human Revolution) jugué a Deus Ex (el primerito) y Deus Ex: Invisible War. Jugué al Halo (al primero), posiblemente luego continúe con la saga. No hice review de ellos porque realmente no sé qué comentar que sea nuevo. Amplié mi ámbito de juego a las consolas. Tras haber probado Soul Calibur y algunos otros de XBox, me quedé atrapado con Zelda Skyward Sword (ay, qué adicción).

Ahora sobre trabajo… mi cambio ha generado un gran cambio en lo que mis responsabilidades eran, y si bien me tomó un tiempo entenderlo, creo que he logrado cierto buen desarrollo. No es un mérito propiamente mío, me ha tocado un equipo de trabajo impecable y que realmente es responsable y de confiar. (Si alguno de ustedes lee esto, felicítense de mi parte.) Me desempeñé un poco más en management que en desarrollo en sí, pero no me atrevería a llamarme manager, me faltan años para tener la experiencia necesaria. Me he basado en la comunicación y hemos resuelto problemas bastante graves con entendernos todos un poco más. Y esta es la anécdota más interesante que tengo: hemos hecho un éxito de un proyecto que no debió serlo. Creanmé, ese proyecto estaba en su apocalípsis y las bombas seguían llegando. Lo logramos like a boss.

De a poco me abrí un poco más y comencé ciertos proyectos de investigación, algo que siempre me había llamado. Comenzamos a darle más seriedad y estoy llevando a cabo varios proyectos para hacerlo real. Esto es algo que debe seguir pasando, pero me emociona mucho.

Como para darle más interés, me he codeado con mucha gente por acá que me ha dado una nueva visión de lo que es mi trabajo (eventos, colegas, conocidos). Realmente se trata de innovación, realmente se trata de empujar la industria para adelante. No voy a creerme que yo voy a ser quién haga revoluciones industriales, pero ya me hicieron creer que mi aporte puede ser una semilla de eso. ¡Me llevaron a ser opinólogo! Resulta que ahora respondo preguntas de productividad, programación, bases de datos, experiencia de usuario, y algunos más por ahí. Me gusta más mantenerme al tanto, me gusta más saber lo último. Me satisface poder dar rienda suelta a mi curiosidad.

¡He empezado a cuidar mi apariencia! ¿Quién lo creería? He encontrado un balance entre sentirme cómodo y verme bien (aunque dudo eso último), hasta he recibido halagos de diversa gente por mi forma de vestir y verme. Debo reconocer que he recibido mucha ayuda con esto, no es mérito mío tampoco, pero creo que ha sido un gran avance.

¡He vuelto a clases! La experiencia no fue tan placentera como la esperaba. Tomé cursos online en Stanford, y pensé que tres cursos serían soportables. Lo fueron, pero requirieron mucho esfuerzo de mi parte y lo que menos quisiera es frustarme con ellos. Quiero disfrutarlos. El año que viene haré un par más, vamos a ver. También he vuelto a la tesis de mi vieja carrera (debo agradecer a A. M. por esa oportunidad, me ayudó mucho y fue quién me ofreció la oportunidad y el contexto que yo necesitaba para embarcarme en eso). Quién sabe, quizá en un par de años sí tenga mi título de ingeniero después de todo.

¡Agrandamos la familia! Ahora en casa Lino y Sable ambos haciendo de las suyas. Cada tanto se merecen algún tweet porque no me dejan de sorprender. No sería lo mismo sin ellos.

Por último (y sólo por ser lo más importante), tengo que dar un reconocimiento extra a Tassy, realmente ha hecho mucho por mí, desde detalles a cosas increíblemente importantes. Innumerables. Increíbles. Este año ha sido precioso compartirlo y toda esta aventura no sería lo mismo si no hubieras sido parte de él. ¡Por muchos más y más aventuras!

El balance es positivo. ¡Salud! ¡Por un nuevo año bueno para muchos! ¡Happy new 2012!

Mi vida entera

Del maestro Borges:

Aquí otra vez, los labios memorables, único y semejante a vosotros.

Soy esa torpe intensidad que es un alma. He persistido en la aproximación de la dicha y en la privanza del pesar.

He atravesado el mar. He conocido muchas tierras; he visto una mujer y dos o tres hombres. He querido a una niña altiva y blanca de una hispánica quietud.

He visto un arrabal infinito donde se cumple una insaciada inmortalidad de ponientes. He paladeado numerosas palabras.

Creo profundamente que eso es todo y que ni veré ni ejecutaré cosas nuevas.

Creo que mis jornadas y mis noches se igualan en pobreza y en riqueza a las de Dios y a las de todos los hombres.

Link del día: John Resig, más personal

Hace un tiempo Josh Resig, famoso por ser el creador de JQuery, anunció en su cuenta de Twitter que estaría brindando una especie de “conferencia de prensa”, una rueda de preguntas y respuestas en Reddit, específicamente en este thread.

Ahí podemos conocer un poco más de lo que él piensa sobre distintos temas, desde que le encantan los memes del Rage Guy hasta las propuestas que estaba pensando en plantear para la reestructuración del estándar del DOM. Podemos saber qué máquina usa y qué software hasta qué cosas estudió en la universidad y cómo hace para concentrarse en su trabajo.

Es el tipo de oportunidad de tener a un caso de éxito bien cerca para preguntar y escuchar respuestas. Desafortunadamente me enteré de esto cuando ya había ocurrido, pero habría estado interesante poder hacer un par de preguntas, no?

Soy un zorrinito preguntón.

Nueva etapa

Parece que por fin parte de todo lo que andaba esperando se dio, y entonces me encuentro escribiendo ahora desde la ciudad de Austin, Texas, empezando una nueva etapa de mi vida. Alguien por ahí (gracias JF) preguntaba si existía la posibilidad de tener una “bitácora del capitán”, de forma que mis nuevos descubrimientos en esta tierra fueran publicados junto con mi experiencia personal. Yo creo que sí, y de hecho, me agrada la idea.

Espero estabilizarme pronto y volver al blogging nuevamente, espero que vuelvan los links del día, y que tenga publicaciones más multimediales. Por lo pronto, mi nueva conexión 3G me permite acceso constante a la información, y a la publicación de la misma, de forma que verán muchas más cosas en mi perfil de Twitter, y por supuesto, muchas más tonterías que se me vayan ocurriendo. Pero, espero, serán de su agrado.

Saludos a todos y esperemos esto remonte nuevamente!ç

Soy un zorrinito texano.

Link del día: Juegos, elecciones y moral

Hace tiempo que vengo viendo los videos que hace la The Escapist llamados Extra Credits. Todo comenzó gracias al Hombre Gris que los compartía en su Google Reader y al tras ver el video sobre simbolismo (Symbolism 101) decidí que tendría que seguirlos viendo. Estos videos hacen un análisis de varios conceptos que rodean al diseño de juegos, pero no son conceptos ligeros ni tontos, sino que se trata de conceptos complejos y profundos que vienen de áreas como la psicología, la moral, la sociología y otras áreas que tocan profundamente nuestra existencia humana.

Hubo un video en particular, llamado Narrative Mechanics, que hace un análisis sublime del juego de los 80’s Missile Command. El juego es simple, pero la cantidad de elementos que hacen del juego un mensaje profundo lo hacen totalmente rico en significado. Explican allí la gran carga moral que el juego impone en el momento de tomar decisiones, y por qué son realmente más difíciles de lo que uno pensaría sólo presionando algunos botones y viendo colores en algunos puntos de la pantalla.

Como por obra de arte, este fin de semana pasado me encontré con un retweet gracias a Fernando Flores, de parte de Richard Minerich, que se titulaba Top Freeware Experimental Games 2010.

Hay algunos juegos en particular que quiero destacar de esa lista. Y quiero aclarar, son el tipo de juegos que divierte pero no da risa.

Uno de ellos es Roulette, un juego en donde uno juega a la ruleta rusa con un compañero. La temática ya dice suficiente.

Otro de ellos es Covetous, totalmente perturbante. Habla de la codicia y del deseo de vivir, de un embrión no nacido, una célula olvidada en el cuerpo de su hermano. La acústica y el estilo acompañan.

Finalmente, el que más ilustra este concepto de la moral y las decisiones en los juegos es One Chance. Permítanme describirlo un poquito más en detalle: el juego comienza con el lema que en seis días, toda célula viviente en la Tierra morirá, y que tenemos sóla una oportunidad. El juego, lento y depresivo, nos va informando sobre qué es lo que ha ocurrido y nos oferta distintas decisiones, para que hagamos lo que nos parezca mejor, en un mundo muy real en donde nuestros objetivos se interponen entre sí. Como interés extra, solo tenemos una oportunidad de jugarlo, recargar la página, limpiar las cookies y la caché del navegador no nos lo permitirá. (Existe una forma de volverlo a jugar, pero estuvo pensado para que gran parte del público simplemente no pudiera.) Realmente, tenemos UNA oportunidad. Exactamente igual que en la vida real.

Soy un zorrinito moral.

Cómo es el infierno

El infierno no está tan lejos. Yo lo sé, he estado ahí, de forma que puedo apostarlo con mucha más seguridad que cualquiera de ustedes. No dudo que imaginan viajes interdimensionales, criaturas místicas, luces fuertes, azufre y fuego. Pero no, estos lugares no son tan bonitos. No fueron creados para turistas, pero sí tienen una buena propaganda entre todos nosotros. ¿Lo sabían? ¿Siquiera les importa? Si es así, quédense con este anciano para que les cuente un poco más sobre él.

Bueno, sí. Puedo ver en todas sus caras la sensación curiosa, la necesidad de saber cómo se ve o cómo es. Sin embargo, la música es muy similar: cada quién la escucha de una forma diferente, cada uno tiene una experiencia personal y única con ella. Puedes aprender a amar los músicos clásicos y sus obras maestras, pero también puedes encontrar sentimientos únicos de ruido electrónico mezclado. De la misma forma, puede que te llegue a gustar el infierno y que lo demás te desagrada. Esa es la razón por la que nadie sabe esto: simplemente es imposible de describir.

Los colores funcionan de una forma similar. ¿Cómo sabes siquiera que ves los mismos colores que todos los demás ven? ¿Simplemente porque tienen el mismo nombre? Pendejadas. Los nombres son sólo palabras, y de la mayoría de las palabras que usan todos los días no deben ni conocer el significado real. Creen que tienen control de su vida pero esa es otra mentira. Piensen en cualquier cosa de la que se sientan orgullosos, cualquier meta que hayan logrado. Ahora… ¿fue esta realmente su logro o solo tuvieron suerte de estar ahí?

No me digan “Trabajé duro para esto.” Esas también son pendejadas. Más gente de la que ustedes imaginan trabaja más duro y no tiene ni la mitad de lo que ustedes tienen. ¿Qué sobre ellos? ¿No merecen los resultados de sus esfuerzos? ¿O quizá sólo ustedes tuvieron suerte y ellos no?

Volvamos al tema del infierno. Quizás encuentren una relación más cercana con los sentimientos. Los sentimientos son distintos para cada persona, incluso cuando usemos las mismas palabras para todos ellos.

¿Alguna vez se sintieron abrumados por el odio? ¿Totalmente ciegos, furiosos, perdidos en la furia y hambrientos de destrucción infinita? Ahora nos estamos acercando. Quizá estén enojados por algún tema específico que les haya tocado vivir, o sobre cierta cosa que les haya ocurrido. Ahora imaginen que cada cosa simple lo hace peor. Imaginen que cada visión de cada cosa, cada objeto los exaspera tan jodidamente que ni siquiera recuerdan lo que estaban haciendo hace un momento. Simplemente no lo saben. Simplemente no les importa.

Finalmente, imaginen que están completamente conscientes de lo que sienten, de cómo eso les hace comportarse y cómo se muestran ustedes al mundo. Podrían llamarlos demonios, una persona totalmente enferma o loca. Por supuesto, sería totalmente mejor si alguien se apiadara de ustedes y los sacara de su miseria. Pero hay un cierto punto en donde comienza a gustarles…

Se encuentran a ustedes mismos en este mundo jodido quién sabe cómo, donde todo es absolutamente despreciable. No pueden hacer nada más que acostumbrarse a eso, disfrutar de su deseo de masacre total cada día y ocasionalmente, darse la oportunidad y dejarlo salir. Secretamente destruyen, matan, mienten, lastiman, desprecian, traicionan. Nada importa, nada en absoluto, necesitan hacerlo. Está en ustedes, es todo lo que son.

Creo que ahora me entienden. Pero sé lo que están pensando. Sí, se siente como un tipo de tortura, pero solamente si son personas de verdad y pueden comprender lo que acabo de decir.

¿Cuál era la razón para todo esto? No lo saben, no les importa. No pueden preocuparse de que les importe. Están completamente destrozados desde adentro hacia afuera con esas fuerzas que forcejean para explotar y liberarse.

Peor aún: no están solos. Pueden ver más gente en su tal-llamada-vida día tras día, y ellos están tan terriblemente jodidos como ustedes, o peor. No lo saben. No les importa. Simplemente saben que ellos están ahí y están queriendo destruirlos tan pronto como puedan. Tienen que evadirlos, pero al mismo tiempo quieren destruirlos también. Ya conocen el dicho: ustedes o yo. Y por supuesto que seré yo, hijo de puta. No les dejarán llevarse su parte, porque por supuesto los odian más de lo que se odian a ustedes mismos. Incluso si no lo hicieran, no dejarán que ellos tengan la oportunidad de deshacerse de ustedes.

No necesitamos fuego, demonios, tridentes centelleantes, lanzas, o todas esas invenciones enfermas que el hombre creó. El dolor ya está en ustedes, y es parte de ustedes. Es definitivamente mucho mejor si están solos, indefensos, sufriendo, día tras día, hasta que simplemente no puedan darse cuenta de cómo el tiempo pasa. Piensen en minutos, horas, días siendo desperdiciados de esta forma. ¿Soportable? Para nada. Ahora piensen en meses, años, décadas. Sí, ellos vendrán, y no, no hay nada que puedan hacer al respecto. ¿Qué harán al respecto? ¿Qué harían? ¿Lo saben? Claro que no. Ni siquiera lo saben. Ni siquiera les importa.

Necesito irme ahora, de forma que terminaré mi explicación de forma breve. ¿Por qué iríamos a un lugar así? En realidad no lo sé, pero siendo sincero no me importa. Quizás es algún tipo de intervención divina solo por diversión. Quizás es simplemente así. Quizás lo merecemos. Es mi mejor intento de entenderlo.

Una última cosa: no vamos allí cuando morimos. Vamos allí cuando nacemos. Sí idiotas, me entendieron. Ese lugar es el mismo mundo en el que vivimos día tras día. Púdranse con toda esa mierda de rescatar a las ballenas, de salvar al mundo y vuelvan a su asqueroso trabajo, sus patéticas mentiras a sus seres queridos y todos los secretos ocultos que tienen. Ustedes son iguales que todos los demás, odiando y destruyendo todo y a todos los que estén en su camino, porque por supuesto “Yo lo merezco”. A la mierda con ustedes. A la mierda con lo que merecen. No merecen nada.

Ahora muévanse de mi camino y déjenme ir de una vez por todas. Gracias. Yo sólo seré un mal recuerdo para ustedes y no sabrán si todo mi discurso fue una mentira o la verdad real. No lo sabrán. No les importará.