Juan Diego Raimondi
Juan Diego Raimondi
1 min read

Categories

Tags

Si es que no han tenido la suerte de probarlo, Greasemonkey (sí, “mono de grasa”) entonces les cuento que es básicamente un plugin de FireFox que permite “agregar plugins” extras. En realidad lo que hace es algo ligeramente distinto: en lugar de modificar la estructura de Firefox, permite inyectar Javascript en las páginas, agregándole / quitándole funcionalidad o automatizando tareas que preferiríamos no hacer a mano. Ya alguna vez comenté de un script de Greasemonkey que funcionaba como CAPTCHA decoder para Megaupload.

Lo maravilloso de esto es que abre un mundo nuevo de posibilidades, es casi como si tuviéramos a una persona invisible frente al navegador haciendo tareas extras o agregando cosas que nos gustaría que las páginas tuviesen.

Resulta que ahora la novedad es que Chrome en su versión 4 (verifiquen cuál tienen) soporta scripts de Greasemonkey sin necesidad de ningún plugin. Es decir, solo con instalar el script ya Chrome lo detecta como una extensión y lo anexa al sistema. La gente está maravillada con esto (ciertamente, yo también lo estaría), pero no he tenido la posibilidad de probarlo en mi caso. Yo tengo en este momento la versión5 (de la rama de desarrollo) y los scripts parecen no funcionar o no hacer nada. Será un problema mío?

Fuera de eso, si quieren probarlo, así sea en Firefox + Greasemonkey o en Chrome 4, solo tienen que pasarse por UserScripts, una comunidad de extensiones para Greasemonkey y elegir lo que más les guste para comenzar a darle esteroides a su navegador.

Soy un zorrinito grasoso.