Alguna vez mostré un link sobre un script para sitios web llamado IE6 Upgrade Warning, la idea del mismo es forzar a que los usuarios tengan que actualizar su navegador web para continuar en la navegación del sitio, y que si este script se hacía lo suficientemente conocido, podríamos contar con una internet un poco más actualizada.

Resulta que no dio tanto resultado como quisieron (a pesar de que el proyecto sigue activo hasta estos días), pero Microsoft ha puesto cartas en el asunto. Sí, Microsoft mismo ha determinado que debe existir una cuenta regresiva para la existencia de Internet Explorer 6, y dicha cuenta regresiva forma parte de la campaña de publicidad de Internet Explorer 9. Su sitio central se llama Internet Explorer 6 Countdown.

Me llegó la noticia a través de MicroSiervos, y como bien ellos dicen: si los propios creadores de la herramienta piden que se deje de utilizar, por algo será necesaria la muerte de este software. Yo no lo dudo: más allá de los chistes que se pueden hacer sobre los problemas que da, el tenerlo que tener en cuenta al momento de crear aplicaciones web significa un gran lastre que arrastrar, y un impedimento para el avance de las tecnologías web.

Dicho sea de paso, Internet Explorer 9 está ya disponible en su versión final para ser descargado, en el sitio de Beauty Of The Web. Tiene una interfaz renovada (agradable a mi gusto), buena velocidad, un buen manejo de JavaScript y soporte de HTML5. Esa fue una primera mirada rápida y me agradó.

Soy un zorrinito actualizado.