En Juegos.MicroSiervos publicaron un pequeño artículo sobre un juego llamado SwarmNation. El juego es realmente simple, pero no por eso fácil. Dejenmé describirlo:

Cada jugador controla un píxel o un cuadradito, sobre un mundo de cuadrícula. En este mundo podemos movernos arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha según nuestro antojo, excepto que ya haya alguien más ocupando ese puesto. A cada momento, el juego indica que se debe formar una cierta figura. Esta figura, por supuesto, requiere de más de un pixel.

Aquí lo interesante comienza. Tenemos que coordinarnos con el resto de los jugadores para poder formar esa figura, y en el tiempo limitado que esa figura nos ofrece. Aquellos píxeles que formen parte de la figura formada, sumarán puntos. Aquellos que hayan quedado fuera, restarán puntos.

¿Cómo nos coordinamos entre los distintos jugadores? Bueno, realmente no hay muchas opciones. Dicen en MicroSiervos que no hay comunicación entre los jugadores, pero tenemos una herramienta: si presionamos la barra espaciadora, nuestro píxel se volverá naranja un momentito, como una forma de llamar la atención.

Yo lo estuve jugando un rato y es realmente difícil interpretar sólo desde los movimientos de los jugadores quiénes son los que emprenden nuevas figuras, quiénes prefieren comenzar, quiénes deciden quedarse para acomodar los detalles al final… y lo peor, la gente a veces cambia sus estrategias. Realmente es un juego difícil. Y por si fuera poco, uno mismo tampoco está seguro de cuál es la mejor estrategia para ganar.

La gente de SwarmNation tiene una cuenta en Twitter, en donde cuentan, por un lado, que los servidores están teniendo mucha carga últimamente y por eso puede que el juego no comience para nosotros. Por otro lado, también cuentan que consideran esto un juego interesante y de alguna forma un experimento social. Por si fuera poco, también postean cosas curiosas al respecto, como el caso en donde un píxel se sacrificó por otro, o la primera vez que los píxeles formaron una espiral (posiblemente una de las figuras más difíciles, require mucha coordinación).

En fin, pruebenló y me cuentan cómo se llevan con sus desconocidos cooperadores.

Soy un zorrinito colaborativo.