Muchos de nosotros debemos pensar que la ingeniería social tiene mucho de talento innato, mucho de arte y mucho de particular. Por la forma en que muchas cosas se desarrollan en este área de la seguridad, creemos que hay realmente poco de reutilizable, exceptuando ciertos detalles técnicos, ciertas acciones que pueden desarrollarse a través del ámbito virtual.

Estas cosas son, por supuesto, fácilmente reproducibles y reutilizables, y deben de serlo cuando se trata de la utilización de ciertos exploits o de ciertas técnicas que necesitamos utilizar para que el usuario nos brinde información propia (por ejemplo, phishing, tab-nabbing, click-jacking, etc.).

Social-Engineer.org tiene muchísima información sobre este tema, sobre distintas aproximaciones y técnicas, y, lo más curioso, un framework de ingeniería social llamado de forma muy creativa Social Engineering Framework. Pero no sólo eso, sino que para asistir a la sección de computer-based social engineering hay herramientas muy conocidas, las cuales son:

Yo diría que todo esto es un must-read para un aspirante a testeador de seguridad.

Soy un zorrinito social.