Juan Diego Raimondi
Juan Diego Raimondi
1 min read

Categories

Tags

A este punto del desarrollo de la tecnología, cualquier cosa puede ser víctima de un ataque de phishing. Para quién no lo sepa, el phishing es el engaño que se realiza para obtener información de uno que pueda ser útil para alguien más, sea para el motivo que sea. Por lo general se hace a través de email intentando obtener datos de uno para luego estafar de alguna forma (contraseñas, datos personales, etc.). Dado que un engaño puede realizarse por múltiples vías, incluso en algunas de las cuales podemos caer sin siquiera sospecharlo (pharming, content-injection phishing, etc.).

La gente de Dragonjar escribió un artículo sobre cómo se realiza el SMShing (también llamado Vishing), y también introducen una campaña muy interesante, llamada Trollear por una causa. Esta campaña en particular (algo similar a las historias que yo contaba de Anonymous [1], [2]) pretende que quienes quieran hacerlo se dediquen a la vez a estafar a los estafadores, quizá para hacerles perder el tiempo, quizá para molestarlos un poco nada más, quizá para decepcionarlos lo suficiente como para que su negocio no sirva, o quizá para entregarlos a la justicia. Sea como fuera, es una campaña muy interesante.

Soy un zorrishing.