Para aquellos que preferimos el mundo HTML+JS seguramente pensemos que Flash es un mundo en el que no conviene meternos, aunque Google fácilmente lo desmintió comenzando a indexar sitios en Flash, de forma que las primerísimas razones para no usar Flash se vieron derribadas.

Fuera de eso, y de la enorme discusión sobre la forma en las que se puede encarar un diseño gráfico o una experiencia del usuario, sabemos que Flash y/o SilverLight (o tecnologías similares) nos abren todo un nuevo mundo.

Y para muchos lugares, todavía se trata de un problema al momento de pre-cargar esa aplicación, ya que hay que presentar algo para que el usuario sepa que todavía estamos trabajando para su experiencia.

Por supuesto, no faltan quiénes quisieron hacer una galería para la inspiración de aquellos que no sepan cómo aproximarse, o aquellos que simplemente quiera ver cuáles son los mejores pre-loaders que hay por la web. Allí surgió Pretty Loaded, una galería de pre-cargadores en donde podemos ver muchos de estos interesantes ejemplos.

Soy un zorrinito precargado.