Juan Diego Raimondi
Juan Diego Raimondi
~1 min read

Categories

Tags

Esto no es particularmente nuevo, y de hecho, he escuchado de algunas personas que ya se han adquirido uno de estos productos. Se trata de una versión “simpática”/”neko” de Emotiv, aunque realmente no sé si las marcas estén relacionadas. Aunque está claro que la tecnología detrás de esto si lo está.

El producto en sí se llama Necomimi Neurowear (gracias MicroSiervos), y se trata de una cinta que ajustada a nuestra cabeza, detecta nuestros cambios emocionales y mueve unas orejitas de gato acorde a ellas. Realmente lo creamos o no útil, no podemos negar que la tecnología está alcanzando límites de ciencia ficción.

Ni hablar de una noticia que me ha llegado ayer por Twitter llamada “La frontera entre neurociencia y neurotecnología ha sido superada” (gracias Fernando!), que claramente muestra que los avances son cada vez mayores.

Soy un neurozorrinito.