Cuando exponemos a los usuarios la posibilidad de agregar bugs para revisar, es muy importante que este proceso no sea ni complicado ni difícil de lograr. Debe ser algo que cualquiera pueda entender, y que no sea una interrupción al flujo de la aplicación para que los usuarios puedan reportar también detalles que necesiten ser arreglados.

Si han visto la forma en la que Google Plus permite dar feedback, habrán notado que, aunque es una forma simple, involucra varios pasos que hacen del proceso algo “pesado”.

BugHerd se encarga de ambas cosas. En cuanto a la interfaz, sólo se trata de señalar algo en la pantalla y un texto para decir qué está mal al respecto. En cuanto al proceso, solo se trata de una interfaz con un botón y un campo de texto. Bastante simple, bastante claro.

Está de más aclarar que con un proceso tan simple el feedback de los usuarios será mucho. No hagan esto si no están dispuestos a prestar atención a lo que los usuarios quieren.

Por otro lado, BugHerd es pago, pero los precios no son altos para nada.

Soy un zorrinito buggeado.