El mes pasado en la entrega del newsletter de Social-Engineer.org (Volumen 03, Entrega 33) me enteré de un concepto llamado Priming. Este concepto es muy parecido a lo que se hizo popular con la película Inception (El Origen), en donde alguien le siembra una idea a alguien más para dejarla aflorar y entonces hacer uso de las ventajas que esa idea nos da, haciéndole creer a alguien más que es una apreciación puramente propia.

Bueno, no es tan exactamente así. El artículo nos cuenta cómo el priming _(primado _en español) puede y es usado por vendedores y políticos para generar asociaciones entre elementos que comúnmente no relacionamos, o que simplemente no tienen relación, pero de estarlo afectan la forma en la que los vemos. El mejor ejemplo son el de las encuestas llamadas Push Poll, una encuesta en donde el propósito de la misma no es realmente obtener información de los encuestados sino forjarles una idea internamente.

Por supuesto que esto también puede ser usado a nuestro favor, y el artículo explica algunos puntos a ser tenidos en cuenta. Un estudio psicológico más profundo en el tema nos revelará otros factores que están relacionados para poder utilizarlo más eficientemente.

Soy un zorrinito primado.