Perception (small)

(“Perception”, imagen cortesía de Katarsium)

Aparentemente, visualizar no es para todos. No me refiero a imaginar cosas, sino a literalmente poder visualizarlas, como si estuvieran frente a los ojos. Esta es una habilidad/fenómeno llamada Closed-eye hallucination, o closed-eye visualization. Aparentemente, cuando llegan a ser lo suficientemente vívidos como para parecer objetos reales, reciben el nombre de Remote Viewing, bajo la premisa que uno está en el plano espiritual interactuando con objetos que no están físicamente delante de uno.

Para un poquito más de background, hay muchos niveles a los que esto puede ocurrir, y no es común que ocurra en la gente. Los primeros niveles son visualización de colores y un poco de ruido o variación en los tonos del color que realmente se ve. Estos no deben ser confundidos con las pequeñas manchitas que corresponden al líquido de la córnea o a suciedad en el ojo. Estos son totalmente normales y ocurren muy frecuentemente, pero los siguientes niveles, en donde ya se involucran objetos de cierta complejidad, o incluso superposición de dichos objetos con objetos del mundo real solo puede ser alcanzada por la mayoría de la gente con el uso de psicotrópicos. Para una minoría de la gente, esta habilidad puede desencadenarse de forma natural y hasta voluntaria.

El nivel siguiente es un descontrol del mismo, y no poder realmente distinguir a voluntad qué visiones son del mundo real y qué visiones son producidas por la mente. Dejando de lado la discusión sobre si todo lo visible es real, esto es lo que marca el límite entre una habilidad y la insanidad.

Nunca se me había ocurrido una razón muy válida sobre por qué tantos ritos espiritistas, místicos o mágicos se centran sobre la visualización. Desde las técnicas de visualización de dolor para mitigarlo, pasando por los sueños lúcidos y su entrenamiento, hasta rituales más específicos de prácticas más ocultas. (Perdón por ese último link, aparentemente pocos ocultistas son diseñadores.) También se asemeja a entrenamientos para la visualización del aura. (Este último link es poco serio en el contenido, pero notesé como sigue los mismos pasos naturales del avance de la alucinación.)

Considerando que en la antigüedad se consideraba a las ideas y entes metafísicos como reales y visibles a través del ojo de la mente, fácilmente podemos sospechar que los ejercicios de visualización no se trataban de mero entretenimiento, sino un ejercicio de elevación del espíritu, para poder ver más allá.

Ahora sí volvamos a la discusión sobre si todo lo visible es real. El consenso general es que no es así, y de hecho, se sabe que las ilusiones ópticas son un buen ejemplo de la mente interpretando algo como externo cuando no lo es, muchas veces asociado a la ventaja evolutiva que ese discernimiento lograba. Es fácil pensar que el valor de la realidad queda entonces infravalorado, puesto que si no podemos observarlo de otra forma, ¿cómo entender qué es real y qué no? Suena fácil con los ejemplos que mencioné anteriormente, pero la cuestión es mucho más profunda, tanto que una corriente completa de la filosofía se ha desarrollado en torno a ella, el fenomenalismo.

Claramente, no es totalmente loco poner en duda qué es la realidad y qué no. De hecho, como lo decía Diego Golombek en su charla, Las Neuronas de Dios, las alucinaciones son tan reales como el resto del mundo físico para aquel que las experimenta. Y de forma similar, muchos conceptos que no son observables fácilmente son claramente reales, como el gusto o la afinidad. Más aún, todos sabíamos que los sueños eran algo real antes de que se pudieran medir en un laboratorio, ellos se delataban porque todos podíamos experimentarlos, a diferencia de las alucinaciones que ocurren a una minoría de la población.

No sería tonto pensar que las corrientes espirituales que hacen esfuerzos por lograr la visualización a voluntad lo hacen con el intento de elevar las capacidades humanas, bajo el concepto que la realidad se escapa a lo visible por la mayoría, y no se trataba de simples ejercicios de meditación o de influencia psicológica (que seguramente también estén relacionados). Es también lógico pensar que corrientes espirituales que se jactan de tener la respuesta que otras corrientes no tienen consideren esto una habilidad que ellos logran desarrollar, y por ser ella real (y experimentable), es una habilidad que está sin duda fuera de lo común, sirviendo como prueba de otras cosas a experimentar.

Hace no mucho leí sobre los primeros rituales que forman parte del Proyecto de la Flama Ascendente, de la orden draconiana del Templo de la Flama Ascendente. (Lo lamento, no habrá un link a ese documento, dado que desconozco la confidencialidad del mismo. Aún así, agradezco a quién me lo proporcionó, respetaré sus deseos de permanecer en el anonimato.) Sin contar demasiado sobre el contenido de este ritual, puedo decir que gran parte de él se basa en la visualización, y lo trata como una habilidad a desarrollar, hasta el punto en donde la experiencia de lo visualizado es completamente real. Este es uno de tantos ejemplos, y uno muy bueno sin duda, porque está preparado para la gente que no tenga ningún tipo de entrenamiento previo en estas experiencias. Como tal, da unas pequeñas guías de cómo mejorar la experiencia de la visualización y a qué prestar atención cuando se esté en el proceso.

En la cultura popular, se cuenta que  Tesla mismo tenía una habilidad especial para visualizar sus ideas que lo hacía muy efectivo. Él podía visualizar diseños completos y verlos funcionando en su mente sin siquiera mover un dedo y eso le permitía efectuar miles de pruebas, miles de fallas sin moverse de una silla. Por supuesto, esto seguramente esté relacionado con la enfermedad mental que sufrió hasta morir (cuentan que murió enamorado de una paloma imaginaria que expelía luz de sus ojos y que lo correspondía en su enamoramiento). Esto, sin embargo, prueba que una habilidad como la visualización es claramente importante y es una habilidad importante en una sociedad en donde el desarrollo mental es importante.

Fuentes y links