The Creation of a Conscious Machine Book Cover

Medio zorrinitoReview-NoSkunkReview-NoSkunkReview-NoSkunkReview-NoSkunk

The Creation of a Conscious Machine – Definition of a Sentient Artifact es un libro publicado por J. E. Tardy que se propone explicar la teoría detrás del proyecto Meca Sapiens. Este proyecto busca la formalización de conceptos como conciencia propia, inteligencia, ser propio y demás similares, con una aproximación casi matemática, que permitirá implementar sistemas que cumplan con estas especificaciones. De esta forma, aclara, se logrará aquello que hace mucho tiempo se está escapando de las manos de las ciencias.

Tras haber visto varios de los videos que el mismo autor estaba publicando en Youtube, con proposiciones formales sobre la definición de estos conceptos, decidí que el libro merecía una leída.

¡Terrible decepción!

El libro tiene una estructura bastante discutible, son diecisiete capítulos con poco sentido consecutivo, y en general cada uno se siente como escuchar las teorías conspiranoias de alguien que está resentido del mundo. Por supuesto, no soy quién para decir que Tardy sea este tipo de autor, pero sí siento que el libro sufría de muchos pecados imperdonables (y estos son los que recuerdo ahora mismo):

  1. Afirmaciones fuertes (incluso algunas sutilmente mencionadas, pero fuertes aún) sin explicación, evidencia o base.
  2. No me siento de acuerdo con que “la filosofía falló en definir qué es la conciencia porque la filosofía es imprecisa”. ¿Cabe la filosofía completa en esa afirmación? ¿Sólo partes? No lo sé, es todo lo que dice al respecto.
  3. Tampoco siento que “la Inteligencia Artificial falló en su propósito de investigación”. Sí, sin embargo, estoy de acuerdo con que se expandió en muchas áreas que originalmente no estaban pensadas, pero “falló” es una palabra algo fuerte para decirla sin una base concreta.
  4. ¿El Test de Turing está inherentemente mal planteado para identificar inteligencia? Me pareció que la comunidad completa está en desacuerdo.
  5. “La comunidad cristiana es más apropiada para la creación de una máquina consciente porque encuentran la validez de su ser en algo superior como Dios, mientras que las comunidades ateas no.” Incluso aunque esto fuera cierto (que, no, no lo es), ¿qué relevancia tiene esto en el libro? Aquí es donde me di cuenta que el libro es una excusa para hacerme tragar un montón de opiniones dispersas del autor sobre el mundo.
  6. Cuando Descartes dijo “Pienso, luego existo.” en realidad quiso decir “Elijo lo que quiero pensar y por eso soy consciente.” (Esto fue una cita casi textual.) Aparentemente Descartes no sabía expresarse apropiadamente.
  7. Palabras como “necesario”, “suficiente” y “posible” se usan sin precisión. Estas palabras no son equivalente a tantas otras en el momento de hablar técnicamente, y sin embargo este libro hace un uso casi arbitrario de ellas.
  8. “Si un movimiento de ajedrez se puede representar en 5 bytes, y un partido de ajedrez se resuelve en aproximadamente 20 movimientos, por tanto el test de Turing indica que son suficientes 100 bytes para determinar si una máquina es consciente.” ¡¿Qué?!
  9. “Este libro es como budismo para ingenieros.” WTF, no. Ni cerca. Ni un poquito.
  10. Et cetera

Cada capítulo fue doloroso, cada analogía era más confusa, y cada argumento conducía a conclusiones opuestas a las escritas. Cada opinión personal era irrelevante al libro y cada referencia a las ciencias actuales fue un intento de demostrar que desde su concepción hasta la actualidad, la inteligencia artificial estuvo completamente confundida y mal, y ahora, siguiendo el proyecto Meca Sapiens, podemos hacer las cosas de la forma correcta. Como extra, se sintió como una publicidad innecesaria.

Y por último, las definiciones formales no están en el libro.

Lo leí completo, pensando que en algún punto todo me haría sentido, o pensando que al menos sacaría algo bueno de él. Debo reconocer que algunas ideas eran buenas, debo reconocer que me gusta el concepto detrás del libro, pero este libro es basura. No lo recomendaría, porque parece generar más confusión que iluminación.